28 dic 2010

Advertencia a los creyentes para que no rechacen a los verdaderos/auténticos profetas

Martes 28 de diciembre del 2010 a las 11:00 hrs.

 

Mi amada hija, ahora se te están dando los mensajes finales para que la humanidad los asimile antes del Final de los Tiempos y salven así sus almas. Ahora un vasto número de ángeles se está dispersando por todo el mundo, como fue predicho, para preparar la tierra para Mi llegada. Muchos de estos ángeles tienen forma humana y, como tú, Mi querida hija, han escogido este rol.

 

Cuando nacieron, sus días fueron programados para que encajasen con el Aviso final y el Final de los Tiempos. También se están liberando los demonios, surgidos de la profundidad del Infierno. Ellos, cuando se presentan en esta tierra, lo hacen a través de la tentación y las mentiras. Atraen a los que, entre Mis hijos, están abiertos a su influencia. Infectan a aquellas almas que están ya en la oscuridad. Entran en sus espíritus mintiéndoles y convenciéndoles de que su creencia en Mí y en Mi Padre Eterno es absurda.

 

Esta gente no tiene un aspecto externo especial que les permita asociarlos con el mal. Al contrario, parecerán sabios, inteligentes, e inspirarán confianza. También serán muy convincentes cuando prediquen lo que Mis buenos hijos considerarán que es la verdad. Tristemente, en cambio, no habrá amor en sus corazones y vosotros tendréis que estar en guardia contra sus enseñanzas.

 

Ahora quiero llamar a Mis creyentes. Vosotros, hijos Míos, mediante la oración y la fe habéis recibido los dones que prometí a todos los que me siguen. Se os han dado diferente dones y cada don está diseñado para impartir Mi palabra de diferentes maneras.

 

Evaluación de los visionarios

A algunos os doy el don de discernimiento para ayudaros a distinguir a los que vienen en Mi Nombre de los que vienen en nombre de Satanás. Por favor, sed muy cuidadosos. Es absolutamente correcto que estéis en guardia contra los falsos profetas. Sin embargo, nunca jamás juzguéis a los que dicen que vienen en Mi Nombre sin antes haber evaluado claramente sus mensajes. Nunca debéis juzgar los mensajes enviados por Mí por “apariencias externas”. Porque un hombre diga que viene en Mi Nombre, no asumáis que la valoración que hacéis de él es infalible. Tomad en consideración a los profetas que sufren ridículo o que causan escándalo cuando afirman que ellos reciben mensajes Míos o de Mi Bendita Madre.

 

No sucumbáis a la tentación de emitir juicios inmediatos sobre ellos sin haber oído cuidadosamente los propios mensajes. Estos mensajes no se relacionarán simplemente con Mis enseñanzas, sino también con Mi Palabra, y estarán llenos de amor. Os instruirán sobre cómo vivir vuestra vida en Mi Nombre, para alcanzar la salvación.

 

Nunca os alarméis cuando Mis profetas auténticos afirmen recibir mensajes de eventos futuros que sólo ellos conocen. No caigáis en el pecado del prejuicio, juzgando sus mensajes basándose en el tipo de persona que ellos representan. A algunos les faltará educación. Otros serán todo lo contrario, y sabrán expresarse correctamente. Muchos no encajarán en el concepto que tenéis de lo que es una persona “santa”.

 

Pero hay maneras de asegurarse de su autenticidad. Aquéllos que se estén comunicando con Mi amada Madre sabrán decir, en la mayoría de los casos, el día y la hora en que ocurrirán las apariciones que ella prediga. Muchos hechos serán presenciados por los asistentes a tales apariciones. En el caso en que Mis mensajes sean impartidos a la humanidad, serán dados al mundo sin que el profeta intente buscar su propia gloria.

 

Emitir juicios sobre las personas

En última instancia, Mis creyentes, aun mostrando lealtad hacia Mí, despreciarán a los que predigan acontecimientos futuros y dirán calumnias sobre los que sean bendecidos con los poderes sanadores del Espíritu Santo. Deteneos y despertad de vuestro tranquilo sueño. Estos profetas perturbarán vuestra rutina porque no encajarán fácilmente en vuestro grupito habitual. No serán de la manera que esperáis. Prestad atención a esto. Si vosotros juzgáis a estas personas en base a insinuaciones o chismes de terceros, sois reos de pecado. Los pecados en contra de Mis profetas me ofenden profundamente. Si vosotros rechazáis a Mis auténticos videntes y profetas, me estáis dando la espalda a Mí.

 

Sin embargo, esto es exactamente lo que está sucediendo en el mundo de hoy, a medida que más visionarios aparecen en público. No es fácil para Mis creyentes. Acordaos únicamente de que los mensajes de Mis profetas deben ser leídos antes de juzgar, y esto incluye a los que puedan venir de falsos profetas. Pedid orientación cuando estéis evaluando estos mensajes. Los mensajes auténticos estarán llenos de amor. Pero también serán firmes en su autoridad. Los mensajes que van en contra de todo lo que habéis aprendido de Mis enseñanzas y las de Mis apóstoles, no importa cuán sutiles sean, serán fáciles de evaluar.

 

No permanezcáis callados sobre vuestra Fe

Id ahora, hijos, y abrid vuestros corazones a Mis profetas. Están ahí para daros la seguridad de que la hora ha llegado en que Yo os prepare para hablar a Mi favor. Recordad, la gloria les es dada a Mis profetas que hablan a pesar de la humillación y desprecio que tienen que soportar. Serán castigados en cualquier caso todos los que, diciendo que me siguen, callan acerca de su Fe y en cambio se apresuran a hablar mal de Mis auténticos visionarios. Vosotros sabéis en vuestros corazones que aquéllos a los que habéis condenado están hablando de acontecimientos por venir que os son muy difíciles de aceptar. Podéis preguntaros: ¿por qué Mi Salvador Jesucristo está actuando a través de estas personas? Después de todo, no son seguidores santos de acuerdo a Mis estándares. Bueno, Mi pregunta a vosotros es ésta: ¿por qué creéis que sólo unos pocos elegidos, que dedican sus vidas a la oración, tienen autoridad para desautorizar a aquéllos que hablan fuera de vuestros círculos? ¿No aprendisteis nada? ¿No entendisteis que incluso los que pasan sus vidas dedicados a la oración pueden caer víctimas del Seductor?

 

Mis profetas auténticos serán odiados

Acordaos de que Yo también fui ridiculizado, mofado, rechazado y menospreciado por los ancianos y los sacerdotes cuando estuve en la tierra. Si Yo fui odiado, tened por seguro que Mis genuinos profetas serán los más odiados, tanto como puedan ser reverenciados en otros lugares.

 

Avergonzaos todos. Mis profetas no surgirán de vuestros grupos y aún así deberéis honrarles. Serán los profetas más atípicos, por las vidas que han llevado. Algunos procederán de entornos pobres. Algunos procederán de entornos más ricos. Algunos tendrán poca educación, mientras otros serán letrados. Ellos son Mis profetas elegidos. Escuchad sus voces antes de condenarles.

 

Rezad por ellos. Rezad para que Mi palabra, dada a estos profetas, no sea rechazada. No rechacéis vosotros también Mi palabra. Los no creyentes tratarán siempre de desacreditar a estas valientes almas que dicen Mi palabra en voz alta, aunque eso es de esperar. Pero cuando son Mis creyentes, y especialmente aquéllos de los grupos de oración, conventos y otros ministerios, los que visiblemente rechazan a Mis auténticos videntes, Mi Corazón se parte en dos. Escuchad Mis palabras. Ellos nunca se desviarán de la verdad en mayor medida de lo que vosotros, Mis amados seguidores, podáis alterarla para adaptarla a vuestra propia interpretación.

 

Abrid vuestros ojos. Despertad. Las señales han empezado para que todos las vean. Vosotros, Mis creyentes, no tenéis mucho tiempo. Escuchad. Rezad. Juntaos y proclamad Mi palabra en unidad para salvar almas antes de que el tiempo se agote.

 

Vuestro Amado Cristo,

Jesús El Salvador y Justo Juez