jun 15 2011 El esnobismo intelectual religioso me ofende

05.05.2016 23:15

Miércoles 15 de junio de 2011 a las 10:00 hrs.

Hoy, hija Mía, quiero alertar a esos fieles discípulos Míos, que públicamente proclaman Mi Nombre, para que sigan la Verdad de Mis Enseñanzas y a que vayan con cuidado.

 

Amo a todos Mis seguidores y especialmente a aquellos que muestran humildad en todo momento. Yo me siento frustrado, sin embargo, cuando los cristianos solemnes y formales que hablan Mi Palabra, tratan de analizar Mis Enseñanzas de manera fuerte y dictatorial. No es suficiente propagar Mi Palabra, ellos sienten que deben traer Mis Enseñanzas a un debate humano intelectual que sirve solo a un propósito. Demostrar a otros que ellos están más calificados para entender Mi Santísima Palabra. Tan resueltos están en demostrar que están bien en su discernimiento, que dividen a Mis verdaderos seguidores. Su solemne y seria dedicación a Mí puede a menudo dejarlos impotentes en su verdadero amor por Mí, que siempre debería provenir de la humildad.

 

Ellos deben de mantener sus voces altas, llenas de crítica intelectual, calladas. Deben detenerse, escuchar Mi Voz y resistir la urgencia de demostrar su conocimiento de los asuntos espirituales a otros. Cuando ellos hagan esto son culpables del pecado de orgullo. Ellos no me conocen para nada. Porque no se toman el tiempo para permanecer callados y humillarse ante Mis ojos, que todo lo ven. Hasta que estos solemnes seguidores Míos se vuelvan pequeños a Mis ojos y se abajen delante de Mí, no podré atraerlos hacia Mí.

 

Glorifíquenme. Honren Mi Palabra. Sigan Mi ejemplo. Nunca persigan a otros en Mi Nombre, especialmente a sus hermanos cristianos.

 

Su amado Maestro y Salvador, Jesucristo