6 may 2014 Tantos de vosotros hoy no tenéis ni idea, en lo absoluto, de lo que significa estar a Mi servicio como cristianos

30.01.2015 16:54

Martes 6 de mayo de 2014 a las 23:00 hrs.

 

Mi muy querida bienamada hija, que ningún hombre dude, ni por un momento, que Dios permitiría que Sus hijos se alejen de Él, sin hacer todo lo que está en Su poder para salvarlos.

Se os han dado tantos Regalos, a través de los profetas, desde el principio. Muchos profetas repitieron los mismos mensajes una y otra vez, y, sin embargo, muchos de ellos fueron ignorados o ridiculizados. Muchos fueron perseguidos y condenados a muerte. ¿Por qué la Palabra de Dios provoca tanto odio? No es la Palabra de Dios, lo que irrita las almas de los débiles o de los que han quedado muy lejos de la fe. No. Esto es la manera en que Satanás responde cuando Dios levanta Su Mano dispuesto a inflingir el castigo al maligno, que este ataca con saña. Él sabe que la Palabra de Dios, cuando se les entrega a Sus profetas, se esparce muy rápidamente, por el Poder del Espíritu Santo y cuando esto sucede, el poder del maligno se debilita, y por lo tanto, su represalia/desquite es violenta. 

Cuando el Espíritu Santo sea derramado sobre la raza humana, de esta manera, los ángeles caídos se levantarán - espadas listas para perforar cada seguidor Mío, en cualquier forma que puedan. Debéis aceptar este tipo de odio a Mi Palabra y reconocerlo como lo que es - un intento para llevaros lejos de la Verdad. Cada apóstol Mío, todo profeta y siervo consagrado, que se adhiere a la Verdad - la Santa Palabra de Dios, será combatido amargamente, por las fuerzas del mal. Este siempre ha sido así. Sin embargo, no debéis nunca permitir que el odio a Mí, vuestro amado Jesús, apague/enfríe vuestro espíritu, ya que es en ese preciso momento que Yo estoy verdaderamente Presente en vuestra alma. Sufrid en Mi Nombre y Yo os levantaré en gloriosa unión Conmigo, en Mi Reino por venir. Causad sufrimiento a los demás, en Mi Nombre, no importa cuán justificado creáis que esto es, y Yo os extirparé lejos de Mí por la eternidad.

Mis advertencias, entregadas a vosotros, ahora, son para recordaros de lo que Yo enseñé, cuando tantos de vosotros, hoy en día, no tenéis ni idea, en absoluto, de lo que significa estar a Mi servicio como Cristianos.

Vuestro Jesús