27 ene 2014 Dios Padre: He esperado pacientemente por mucho tiempo para reunir a Mis hijos de nuevo dentro de Mi Santa Voluntad

01.02.2014 00:48

Lunes 27 de enero de 2014 a las 17:18 hrs.

 

Mi muy querida bienamada hija Mía, cuánto miedo has sentido cuando es tan innecesario. Cuando doy un Regalo al mundo de esta magnitud, se hace sin un sentido del deber, el que brota de Mi Gran Amor por todos Mis hijos.

 

Os advierto para protegeros a todos. Os revelo parte de Mí en cada Mensaje que te doy para el mundo. A ti, Mi hija, muestro Mi gran anhelo de volver a acercarme a Mis hijos. Te muestro Mi Compasión, Mi Alegría, Mi Desaprobación, Mi Ira, Mi Amor y Mi Misericordia. ¿Por qué, entonces, cuando llego así, tú me temes? Tú nunca le debes temer a un Padre Quien ama a todos Sus hijos, y especialmente a los pecadores, quienes abiertamente contaminan cada Ley dada a vosotros por Mí con el fin de acercar a la Humanidad hacia Mi Ternura.

 

Niños, estad preparados para aceptar Mi Gran Misericordia. Abran vuestros corazones para darme la bienvenida, a vuestro amado Padre. Preparáos a saludarme y llámenme cada vez que el miedo se apodere de vuestros pensamientos, cuando intentéis llegar a un acuerdo con estos Mensajes. Estos Mensajes son únicos. Son presentados al mundo por la Santísima Trinidad. Son considerados por Mí ser la Misión más importante en la Tierra desde que envié a Mi Único Hijo para redimiros.

 

Esta, Mi Palabra, debiera ser aceptada con un corazón lleno de gracia y gratitud. Dad la bienvenida a Mis Palabras. Estad contentos en el conocimiento de que todo lo que es, permanece siendo y seguirá siendo siempre, dentro de Mi Mandato. Yo Soy todo lo que es y será. Toda decisión sobre el futuro de la humanidad y el destino del mundo por venir, permanece Conmigo. Yo nunca os asustaría, intencionalmente, niños. Lo que Yo voy a hacer es prepararos para Mi Nuevo Reino, para que estéis en condiciones de entrar en él - cuando todo el dolor y la pena ya no estén más.

 

Estad en paz, Mis hermosos, anhelados niños. Vosotros sois todo para Mí. Incluyo aquí a todos vosotros. A todos los pecadores. A todos los que no quieren reconocerme. A todos aquellos que idolatran a Satanás. A todos Mis hijos fieles. A aquellos cuyas almas han sido arrebatadas. Todos vosotros me pertenecéis, solamente. No voy a dejar que ni una sola alma ignore este, Mi último intento, para preparar al mundo para la Segunda Venida de Mi Hijo Amado.

 

Ninguno de vosotros se quedará al margen de Mi Mano de Misericordia. Permitidme abrir vuestros corazones para que seáis bendecidos por Mi Mano.

 

Decid "Querido Padre, extiende y toca mi cuerpo y alma con Tu Mano de Misericordia. Amén." Responderé inmediatamente a vuestra necesidad/llamada.

 

Seguid adelante, Mis pequeños, y estad en paz, ya que Mi Intervención va a ser vuestra Gracia salvadora, no importa lo difícil que será el próximo período. Voy a estar esperando para abrir la Puerta de Mi Nuevo Paraíso, con Amor en Mi Corazón, mientras os invito a que vengan a Mí, vuestro Padre.

 

He esperado pacientemente por mucho tiempo para reunir a Mis Hijos, de nuevo dentro de Mi Santa Voluntad. Ese día está cerca y Mi Corazón se regocija con anticipación al momento en que el hombre vuelva al lugar que le corresponde junto a Mí.

 

Vuestro Amado Padre

 

Dios El Altísimo