24 may 2011 Si les resulta difícil rezar

05.05.2016 22:42

Martes 24 de mayo de 2011 a las 18:00 hrs.

Mi muy querida bienamada hija, estoy feliz hoy porque mucho trabajo se ha hecho para impartir Mi Santísima Palabra al mundo, por tu trabajo. Nunca debes sentir que no haces lo suficiente debido a la cantidad de gente que rechaza estos Mensajes. Ya que aquellos de Mis hijos que no aceptan Mi Palabra ahora, lo harán con el tiempo. Entonces estarán hambrientos de oír Mi voz.

Permanece concentrada en Mí ahora. No te dejes extraviar por aquellos que vierten desprecio en estos mensajes. Nunca estés desanimada, ya que aquellos que están escuchando Mi Palabra ahora están, de hecho, difundiendo la Verdad a los demás por amor a Mí.

La conversión es un reto difícil en un mundo tan ciego a la verdad de la vida eterna. Se necesita perseverancia, pues con la ayuda del Espíritu Santo, Cuyo Poder está siendo sentido ahora en todas partes alrededor del mundo, Mis hijos finalmente regresarán a Mí, pero no todos. Para aquellos que preferirían las comodidades artificiales que les ofrece el engañador, les resultará muy difícil rechazar la vida que llevan. Recen por todos los de su familia y amigos ahora, de este modo ustedes pueden unir a todos en su amor a Mí durante El Aviso. Ya que si aceptan este acontecimiento como su ruta hacia la libertad, serán recompensados con Mi Gran Misericordia.

La oración no es fácil

La oración no es fácil para muchos de Mis hijos, que encuentran la recitación de largas oraciones repetitiva y un poco aburrida. Si esta es la manera en que ustedes rezan y están esforzándose, entonces solo siéntense tranquilamente y comuníquense Conmigo en silencio. Simplemente reflexionen en Mi Vida en la Tierra. Acuérdense del tiempo que dediqué ahí y las lecciones de amor que di a todos ustedes. Eso es suficiente. Permítanse quedarse tranquilos de mente y me sentaré con ustedes en contemplación. Camino con cada uno. Estoy presente cada minuto del día, no importa lo que estén haciendo. Nunca estoy lejos. Recuerden que Yo soy su soporte en la vida. Apóyense en Mí. Pidan Mi apoyo con sinceridad y escucharé su llamada. Nunca rechazo su petición si está de acuerdo a Mi Santa Voluntad. Sin embargo, cuando pidan favores que estén diseñados para legarles excesos mundanos, sepan que nunca les otorgaré estos. Porque jamás les puedo dar Regalos que sé que son malos para su alma. Mis Regalos son dados para acercarlos a Mi Corazón, porque cuando eso suceda ustedes no querrán nada más.

Su amoroso y leal Salvador

Jesucristo