20 jun 2012 Virgen María: Yo puedo, con mi Hijo, daross las Gracias y el círculo de protección en el que ningún ángel caído puede penetrar

06.04.2015 20:32

Miércoles 20 de junio de 2012 a las 20:46 hrs.

 

Hija mía, cómo sufre mi Hijo en estos momentos y cómo mi propio sufrimiento se entrelaza con el Suyo. 

Aquellos que causan sufrimiento a otros crucifican a mi Hijo. 

Cuando ellos hacen cosas terribles que causan apuros, dolor y muerte a los hijos de Dios, ellos crean de nuevo la Pasión de mi Hijo. 

Aquellos, que siguen el sendero del engañador están siendo tentados cada segundo por los ángeles caídos dirigidos por Satanás. 

Muchos de ellos no saben esto, así que vosotros debéis rezar por ellos. 

Muchos de ellos no se dan cuenta de que están siendo utilizados por el maligno para lograr la destrucción de la raza humana. 

Muy pronto ellos serán descartados por Satanás cuando no sirvan para propósitos adicionales.

Mi Hijo estará esperando para darles la bienvenida a tales pecadores de vuelta a Sus Sagrados Brazos, tan Misericordioso Él es. 

Los planes perversos siendo preparados por Satanás, invisibles para todos, son para traer aflicción a mi Padre Eterno. Por herir a sus hermanos y hermanas, aquellos pecadores endurecidos, hieren a Dios. 

Nunca penséis que ellos lograrán todo lo que se proponen hacer. 

A mí, Madre de Dios, como Corredentora y Mediadora, me han sido concedidas las gracias para destruir a la serpiente. 

Pidiéndome que os ayude, hijos, yo puedo ofreceros protección contra el miedo. 

Yo puedo, con mi Hijo, daros las Gracias y el círculo de protección donde ningún ángel caído puede penetrar. 

Satanás no puede dañar o atacar a todos aquellos que reciten mi Santo Rosario todos los días. 

Recitando tres o más Rosarios vosotros podéis extender esta protección para otros. Si aún cien personas pudieran hacer esto podrían salvar a su nación de la contaminación esparcida por el maligno. 

Debéis reuniros juntos hijos, y rezar para protegeros. 

Debéis ser generosos de corazón y rezar por vuestros enemigos ya que muchos de ellos no se dan cuenta de lo que están haciendo. 

Confiando en mi Hijo completamente y aceptando los Dones que Él os trae ahora a través de Sus Enseñanzas y profecías vosotros podéis eliminar todos vuestros miedos. 

Satanás se ensaña y se alimenta del miedo. Enfrentad la Verdad y usad la oración, para suavizar los malvados planes puestos en marcha por aquellos grupos malignos que quieren destruir a la humanidad. 

Sentid el amor de mi Hijo abriendo vuestros corazones. Dadme a mí, la Madre de la Salvación, vuestras preocupaciones y yo se las llevaré a mi Hijo. 

Luego yo os cubriré con mi Sagradísimo Manto y vosotros sentiréis una fuerza que solo puede venir del Cielo. 

Solo entonces vosotros seréis llenados con paz, valor y con la determinación para formar parte del ejército de Dios. Este ejército, ya en formación, está compuesto por multitudes de todas las naciones. 

Ellos marcharán hasta el final y no podrán ser derrotados. 

Gracias hija mía, por responder a mi Llamada. 

 

Vuestra Bienamada Madre

Madre de la Salvación