08 nov 2010 Primer Mensaje de la Virgen María

19.09.2012 23:01

Lunes 8 de noviembre de 2010 a las 15:30 hrs.

Después de rezar el Santo Rosario en casa

(Anuncio de las profecías privadas que aún están siendo recibidas por una vidente que a este punto aun no tenía idea de lo que se le estaba pidiendo)

 

Hija mía, tienes un trabajo de responsabilidad qué hacer y no debes permitir que nadie te detenga. La verdad debe darse a conocer. Has sido elegida para hacer este trabajo. Hija mía mantente fuerte. Mira hacia Dios por orientación para hacer mi trabajo.

Tienes a todos los santos trabajando contigo. Las imágenes*  (vea el final del mensaje) que viste, están ahí para ayudarte a esparcir mis mensajes infinitos, para que todo el mundo los escuche. Tú estás siendo guiada. Las cosas no serán fáciles para ti pero a ti te gusta perseverar. Lo que está aconteciendo fue todo predicho. Tú eres un instrumento para comunicar la palabra de Dios a todos Sus hijos.

Nunca lo olvides, Dios ama a todos Sus hijos incluyendo a los pecadores que lo han ofendido. Suplica por Misericordia para todos y para cada uno de ustedes. La Sagrada Familia se reunirá.

 (Pausa… en ese momento quedé sorprendida y pregunté a Nuestra Señora “¿Entendí bien esta parte?” Ella sonrió suavemente y continuó…) Toma tu pluma, es correcto, y difunde la Verdad antes de que sea demasiado tarde.

Estos mensajes son de origen divino y deben ser respetados. Confío en que te asegurarás de hacerlos llegar fielmente a un mundo incrédulo. Es muy importante que te mantengas fuerte por mi amado Hijo. Yo sé que sufres por Él, con Él y en Él. Alégrate porque eso es bueno. Has sido bendecida, hija mía, al haber sido elegida para este trabajo. Mantente fuerte.

Reza diariamente pidiendo dirección. Te harás más fuerte al pasar el tiempo. No temas, estoy contigo y con tu familia todos los días. Estás siendo inundada por el Espíritu Santo para que puedas revelar la verdad del plan de mi Padre para la tierra.

Hija mía, haz tus dudas a un lado. No te estás imaginando este mensaje Divino. Las Escrituras predichas están a punto de cumplirse.

Reza por todos los hijos de Dios. Mi amadísimo Hijo sufre tanto todos los días. Le atormentan los pecados del hombre. Su sufrimiento ha alcanzado niveles sin precedentes, no experimentados desde Su muerte en la Cruz.

Tú tienes la energía y el espíritu requeridos, con la bendición de Dios, para llevar a cabo tu misión. Tu purificación está completa. Estás lista para la batalla que te espera.

Ve ahora, hija mía. Ponte tu armadura. Levántate con la cabeza en alto y ayuda a combatir al maligno. No te desesperes si en ocasiones te sientes aislada. Tienes a todos los ángeles y santos - incluyendo al Papa Juan Pablo II, Santa Faustina y San José - guiándote a cada paso del camino.

Gracias hija mía por la fe que has mostrado. Eres una luchadora y muy amada por Dios Padre y mi amadísimo Hijo. Tú eres una con Jesús y tu mano está siendo guiada por el Espíritu Santo.

Ve ahora, hija mía, a hacer el trabajo usando todas las herramientas disponibles en este tiempo tan importante en la historia de la humanidad.

Dios te bendiga, hija mía.

Tu amorosa Madre en Cristo

María Reina de la Tierra

 

--------------------------------

* Las imágenes a que se refiere son varios santos que se le aparecieron a la vidente durante la aparición privada pero ella no tuvo idea de quiénes eran hasta más tarde, salvo los identificados arriba, por ejemplo, el Papa Juan Pablo II, Santa Faustina y San José y otras dos imágenes que no fueron identificadas.