04 ago 2011 (1, 2)

20.10.2012 21:00

Mi cumpleaños es una festividad muy especial

Jueves, 4 de agosto del 2011 a las 20:30 hrs.

 

Mañana, hija Mía, es una fiesta muy especial para Mí, vuestra querida Madre, pues es Mi cumpleaños*.

 

Mi Corazón está lleno de dolor, a causa del maltrato infligido a Mi Amado Hijo por los pecados de los hombres. Yo sonrío cuando veo a Mis entregados hijos hacer todo lo posible para salvar almas, pero Mis lágrimas fluyen todavía, porque no puedo soportar ver el dolor en vuestro mundo.

 

Hija Mía, no te vuelvas ni siquiera por un instante, cuando difundas los mensajes de Mi Hijo Jesucristo y de Dios Altísimo, pues el tiempo se está acabando. Dedica a esta tarea todo el tiempo que puedas. Mantente firme, hija Mía. Yo te cubriré en todo momento con Mi Manto Sagrado.

 

Vuestra amada Madre, Reina del Cielo

La Iglesia celebra la Natividad de María el 8 de septiembre. Según este mensaje, el cumpleaños verdadero de la Virgen María es el 5 de agosto.

 

 

Tiempo de espera - dile a otros que sepan lo que les espera

Jueves 4 de agosto del 2011 a las 21:40 hrs.

 

Mi muy amada hija, el mundo cae cada día en más decadencia. Entre Mis hijos hay una especie de esperanza, preocupación, ira y desesperación por la guerra y la falta de dinero para alimentar y vestir a su familia adecuadamente, pero presten atención a esto, ustedes no tendrán qué defenderse por más tiempo por ustedes mismos, porque muy pronto, después del GRAN AVISO, habrá un sentimiento de Luz y amor más positivo, en el mundo. No todo está perdido, hija Mía.

 

Oren por aquellos que se convertirán durante el GRAN AVISO para que permanezcan en el camino de la verdad. Oren para que el amor por Mi Padre Eterno y por Mí se fortalezca entre aquéllos seguidores que ya conocen la verdad.

 

Mientras Mis hijos acojan el regalo del GRAN AVISO, no habrá nada que temer.

 

Aquellos que no permanecen en el camino y que han retornado a caminos pecaminosos, tienen mucho que temer. Mi Padre no les permitirá que infesten a otros con sus caprichos y maldades. Serán detenidos. Tristemente muchos se apartarán de la verdad e intentarán imponer poder y control sobre el resto de Mis hijos.

 

Recen para que el GRAN CASTIGO se diluya. Sus oraciones ayudarán a convertir y revertir tales situaciones. Éste es ahora el tiempo de espera. Orando, preparando y asegurándose en lo posible de que mucha gente sepa qué esperar.

 

El mes de agosto “Mes de la Salvación de las Almas” es muy importante, hijos. Por favor perseveren en su devoción en este mes porque las almas que salvarán, serán multitudes. El Cielo se regocija por el amor y la generosidad de corazón y alma, de Mis seguidores que hicieron este compromiso, un precioso regalo para Mí, que la gente se salve durante el GRAN AVISO.

 

Ve ahora, hija Mía y esparce Mi Palabra. Ve ahora en paz y en amor.

 

Vuestro Amado Salvador,

Jesucristo