03 ene 2015 Truenos y relámpagos caerán sobre el Templo del Señor

20.01.2015 20:58

Sábado 3 de enero de 2015 a las 20:20 hrs.

Mi muy querida bienamada hija, cuando Dios dio al mundo la Verdad, a través de los profetas, fue un Acto de Misericordia de Su parte. Muchos se habían olvidado de Dios, adoraron a dioses falsos(artificiales) - que provienen de la jerarquía de Satanás - que comenzaron a creer en su propia invencibilidad. Si no fuera por la intervención de Dios mucha gente habría sufrido un castigo terrible.

Lo que Dios le dijo a los profetas, desde el principio, aconteció. Las advertencias que Él dio a la humanidad se produjeron/efectuaron en aquellos, que les hicieron caso(que les prestaron atención), siendo salvados mientras que los que las ignoraron  fueron echados fuera. Todo lo que ha sido predicho se va a cumplir, y los que se oponen a Dios contra Sus intentos de llevar la paz y la salvación a Sus hijos tendrán que dar cuenta de su desafío. Debido a que la Verdad ha sido tergiversada y la Palabra de Dios ignorada, la gente continuará dando la espalda a la Santa Palabra de Dios. El descenso(hundimiento) de la gente a las tinieblas dará lugar a  un castigo de Dios, el Altísimo.

Le duele a Mi Padre Eterno ver las profundidades en las que el hombre ha caído en la búsqueda de cualquier cosa que le de placer. Pero, el día cuando el Santo Sacrificio termine, y la hora en donde los impostores profanen Mi Altar, será la última espina con la que atravesarán Mi Costado. A la hora señalada, truenos y relámpagos caerán sobre el Templo del Señor y se vendrá abajo. ¡Ay del hombre que participe en este sacrilegio porque será apartado de todo indulto y caerá en el abismo como una piedra. Nadie defenderá al hombre que profane Mi Altar entonces, porque una vez que la Mano de Dios descienda como un hacha pesada, se darán cuenta de la Verdad.

Muchos pueden haber caído lejos de Dios pero, en su mayor parte, muchos todavía Le invocarán buscando consuelo en Sus Brazos. Pero, existirá un núcleo - una banda de bestias - cuya apariencia exterior disfraza la maldad, que se encuentra en el interior, que instará, seducirá y atraerá hacia ellos las almas cuyos endurecidos corazones los han hecho cómplices perfectos en el complot/plan para profanar Mi Cuerpo. Este es el grupo, predicho hace mucho tiempo, que tratará de destruir a la humanidad. Su poder se limitará, sin embargo, a pesar de que pueda parecer grande. Mi Padre sólo permitirá tanta oposición contra Mí*, Su Hijo unigénito, durante un/algún tiempo.

Los buenos de corazón se congregarán y vendrán a Mí. Es a través de los pecados del orgullo y la arrogancia que la mayor división se creará entre los hombres y, a menos que ellos descarten sus debilidades, les resultará imposible aceptar Mi Misericordia.

La Verdad debe ser sostenida/defendida porque si aceptáis de todo excepto la Verdad - la Palabra de Dios - os quedaréis sin nada.

Vuestro Jesús

Otra manera de cecirlo sería* =  Mi Padre permitirá oposición contra Mí sólo hasta cierto límite.