31 may 2011 Diles que los amo pero deseo que ellos me hablen

05.05.2016 22:52

Martes 31 de mayo de 2011 a las 10:00 hrs.

Mi muy querida bienamada hija, esta ha sido una jornada bastante extraordinaria para ti en un período tan corto. Sé que estás cansada ahora. Sin embargo, la velocidad a la que estos mensajes han sido recibidos por tí y publicados en tantos idiomas, tan rápidamente, demuestra la urgencia que representan. Esto también muestra la Guía Divina que está obrando en su forma más perfecta.

Estos mensajes, aunque están llenos de Mis Enseñanzas, están siendo dados realmente para explicar la importancia de preparar su alma en esta vida, mientras puedan. Mucha gente, cuando lea estos Mensajes, especialmente aquellos con poca fe en Dios, el Padre Eterno, se molestarán por ellos. Muchos se convertirán. Algunos estarán temerosos por su futuro en esta Tierra y por el de sus familias y amigos.

Por favor, diles que los amo

Si abren sus mentes primero al hecho de que Dios realmente Existe, entonces ellos estarán preparados para la segunda etapa. Eso es cuando comenzarán a preguntarse por qué está teniendo lugar tal comunicación en sí. ¿Por qué, Jesucristo, el Único Hijo de Dios, el Padre Eterno, daría tan extraordinarias medidas?. Y entonces llegarán a la conclusión obvia. Es porque los amo a todos y cada uno de ustedes que quiero salvarlos de nuevo. Quiero abrigarlos a todos y llegaré hasta las medidas más extremas para acercarlos más a Mi corazón.

Quiero tocarlos en sus corazones para que se encienda una Luz en sus almas. No hay nada que temer en este mundo si confían en Mí completamente. Tengo planes maravillosos para todos ustedes los que se acerquen más a Mi Sagrado Corazón. Los más preciados Dones les esperan. No teman a la agitación mundana, porque Yo los protegeré a todos los que creen en Mí y proveeré para sus necesidades de la carne. Confíen en Mí,  el Señor de la humanidad, enviado, una vez más, para salvarlos de la oscuridad eterna.

Recurran a Mí como los niños inocentes lo harían

No hay necesidad de aprender oraciones si son ignorantes. Sí, las oraciones son de mucha ayuda y poderosas, pero todo lo que les estoy pidiendo que hagan es que hablen Conmigo en la forma en la que normalmente platicarían con un amigo. Relájense. Háganme sus confidencias. Pídanme Mi ayuda. Mi Misericordia está llena y se derrama, solo esperando para cubrirlos. Si tan solo supieran la compasión que tengo por todos en la Tierra – aún por los pecadores. Miren, Mis hijos son Mis hijos aún cuando el pecado mancha sus almas. Detesto el pecado pero amo al pecador.

Tantos de ustedes tienen miedo de pedirme regularmente perdón. Pero no deben preocuparse. Jamás; si verdaderamente están arrepentidos, serán perdonados.

El pecado, hijos Míos, será un problema constante en sus vidas. Aún Mis más devotos seguidores pecan y pecan una y otra vez. Es un hecho. Una vez que Satanás fue soltado en el mundo, el pecado se esparció. Muchos están demasiado avergonzados para recurrir a Mí. Bajan la cabeza y se hacen los tontos cuando se han comportado mal. Demasiado orgullosos y avergonzados continúan viviendo como si se fuera a olvidar el pecado. De lo que no se dan cuenta es de que lo oscuro atrae lo oscuro. Así que cuando pecan es mucho más fácil pecar de nuevo. Al bloquear su conciencia este ciclo entonces da la vuelta una y otra vez. Entonces el pecador dará cualquier excusa para ignorar la fechoría. Continuarán cayendo más abajo en esta espiral. Esto es debido a que no saben cómo pedir perdón. Porque no han entendido la importancia de la humildad, se les hace imposible volverse a Mí para pedirme que los perdone.

No es complicado, saben, pedirme perdón. Nunca tengan temor de Mí. Los espero a cada uno de ustedes que tenga el valor de condenar sus propios pecados. Cuando tengan este hábito, se les darán algunos Dones extraordinarios. Después de confesar sus pecados estarán en estado de gracia. Entonces cuando reciban la Sagrada Eucaristía sentirán una energía creciente que los sorprenderá. Entonces y solo entonces encontrarán verdadera paz.

Nada los perturbará. Estarán fortalecidos no solo en su alma - su mente estará más tranquila y más controlada. Enfrentarán la vida con una perspectiva diferente y más positiva. ¿Quién no querría una vida así?

Regresen a Mí, hijos, en estos tiempos de aflicción en el mundo. Permítanme  mostrarles la alegría que es suya cuando acuden a Mí.

Recuerden, Yo di Mi vida por ustedes una vez. Mi amor no conoce límites. Responderé a su llamada. Todo lo que tienen que hacer es pedir.

Su preciado y amoroso Salvador

Jesucristo