29 ene 2015 Enoc y Elías no estarán presentes en forma humana

14.02.2015 17:16

Jueves 29 de enero de 2015 a las 21:30 hrs.

Mi muy querida bienamada hija, serán los Católicos Romanos y los Judíos los que enfrentarán la mayor oposición en los tiempos que se avecinan. Ellos sufrirán discriminación, oposición y odio mientras la apostasía estrangula la humanidad. Sus voces serán silenciadas mientras que las falsedades(mentiras) devorarán las mentes de los hijos de Dios, cuando el maligno engañe al mundo para que rechace la Palabra de Dios.

Estos dos testigos continuarán proclamando la Verdad a través de aquellos que son lo suficientemente fuertes para extender/propagar el Fuego del Espíritu Santo hasta que el Gran Día del Señor descienda sobre la humanidad. Los espíritus de Enoc y Elías inundarán sus almas y van a causar indignación cuando den fe(testimonio) de Dios, la Verdad y la Vida, que miles de millones rechazarán. Como fue predicho, estos dos testigos se opondrán y lucharán en contra pero ¡ay del hombre que trate de destruirlos! porque Dios castigará a Sus enemigos para permitir que estos dos mantengan viva la llama de Su Amor en un mundo, que será cubierto con la oscuridad de la apostasía.

Enoc y Elías no estarán presentes en forma humana, pero sabed esto. Estarán presentes en el espíritu de estos dos testigos y será a través de sus sufrimientos que Dios rescatará/redimirá a los que están ciegos a la Verdad.

Nunca temáis la Verdad, temed solo a los que están llenos de tanto odio por Mí, Jesucristo, que se rebajarán a todo acto malvado con el fin de mantener a estos dos testigos en silencio. Pero, en ellos(en los 2 testigos) no tendrán ningún impacto porque el Fuego del Espíritu Santo será derramado de su boca como una espada y atravesará los corazones de aquellos que están en la mayor necesidad de la Misericordia de Dios. Entonces, cuando llegue el momento, estas dos religiones serán prohibidas y los que se atrevan a practicarlas abiertamente serán acusados ​​de cometer un delito. Quemados hasta los cimientos, los Templos se convertirán en montículos de cenizas y el mundo se deleitará con la destrucción de los Fieles de Dios y celebrarán su desaparición/fin.

Después de eso, el sonido de la Voz de Dios se escuchará en todos los rincones del mundo y de las cenizas surgirá el Nuevo Comienzo, la Nueva Jerusalén, un mundo puro, nuevo y sin pecado.

Vuestro Jesús