25 ene 2015 Dios Padre: Voy a recibir con los brazos abiertos a cada persona, cada raza, credo y religión

08.02.2015 15:36

Domingo 25 de enero de 2015 a las 15:45 hrs.


Mi muy querida hija, Mi intervención para abrir los ojos de Mis hijos al Amor de Mi Hijo amado, Jesucristo, está cada vez más cerca.


Amo a todos Mis hijos y Yo llamaré a todo hombre, mujer y niño mayor de siete años, a la Luz de la Misericordia de Mi Hijo. Preparaos para Mi Intervención porque  está más cerca de lo que pensáis y estad agradecidos por este Gran Regalo. La guerra espiritual que estáis presenciando en el mundo se manifiesta en la tierra y la batalla se presentará entre Mis enemigos quienes tratan de silenciar a todos los que se rehusan a ser arrastrados/atraidos a las falsedades y aquellos que no traicionan a Mi Hijo.


Cuando la Mano de Mi Justicia caiga se pondrá a prueba la fe de todos los que dicen que son de Mi Hijo, y sólo aquellos que estén dispuestos a seguir la Cruz seguirán siendo lo suficientemente fuertes como para proclamar la Verdad. Pronto las telarañas serán retiradas y la dimensión/alcance total de vuestra herencia se os dará a conocer. Mis enemigos, en su mayoría, rechazarán esta Intervención y van a luchar hasta el final para negar a Jesucristo.


Voy a recibir con los brazos abiertos a cada persona, cada raza, credo y religión en la Luz de Mi Hijo y muchos Le verán. Como resultado, esto significará que muchos se convertirán y solicitarán/pedirán el derecho a vivir la vida eterna en la Gloria del Reino de Mi Hijo en la Tierra.


He prometido que Mi Hijo ocupará Su Asiento en Su Trono y esto llegará a buen término. Los que no quieran formar parte de Su Reino harán su elección basada en el libre albedrío que os he dado a cada uno de vosotros.


Yo, vuestro amado Padre, Creador de todo lo que es y será, ruego que no desperdiciéis vuestro derecho de nacimiento. Si lo hacéis, seréis devorados por Satanás que es despiadado tanto como mentiroso, engañador y acusador. Se os está dando un Regalo que a ninguna generación anterior a vosotros se le ha otorgado y debéis orar para que se os den las Gracias para aceptar Mi Favor(Gracia/Favorecimiento).


Venid a la Luz porque si no lo hacéis os quedaréis entonces ciegos en la oscuridad por la eternidad. Esto desgarraría Mi Corazón en dos, y Yo no deseo perder a ninguno de vosotros.


Os bendigo. Os guío a través de esta Santa Misión, que se os da por la Santa y Bendita Trinidad, como fue predicho.


Vuestro Padre amado

Dios Altísimo