04 feb 2015 Pronto los cielos se separarán y el Fuego del Espíritu Santo estará sobre vosotros

14.02.2015 17:17

Miércoles 4 de febrero de 2015 a las  20:06 hrs.

 

Mi muy querida bienamada hija, el odio contra todas las cosas buenas que vienen de Dios, incluyendo Su Santa Palabra, es intenso en este momento. El amor en los corazones de los hombres, el cual está naturalmente presente en el alma de todo niño nacido en el mundo, se ha vuelto frío en los corazones de la humanidad.

La caridad y el amor por el otro se ha evaporado y, como se predijo, el hombre se volverá contra su hermano, hermana, padre, madre y contra el prójimo mientras que la batalla final por las almas alcanza su pináculo*. El bueno, el manso y el humilde serán pisoteados y aquellos con malicia y falta de amor en sus almas, intimidarán a los que se atrevan a decir la Verdad.

Mi Padre, por cuyo Santo Comando Yo hablo al mundo, me ha dado instrucciones para que emita esta advertencia. Preparáos para estar frente a Mi porque pronto los cielos se separarán y el Fuego del Espíritu Santo estará sobre vosotros. Aquellos de corazón bueno y cuyas almas estén llenas de amor por los demás serán recompensados con los Dones que traeré Conmigo en ese día. A los demás os digo esto: Por cada acto malvado, palabra o hecho del que vosotros seáis culpables y por el dolor que habéis infligido a otros, experimentaréis el dolor de vuestras iniquidades como se ven a través de Mis Ojos. Debido a que muchos se impresionarán cuando vean el estado de sus almas os pido que no teman. Simplemente confiad en Mi Gran Misericordia. Yo estoy viniendo no para castigaros o juzgaros, sino para despertar en vosotros el amor que hacia Mi habéis perdido.

Venid todos vosotros el momento para la Intervención de Dios se acerca y aquellos que preparen sus almas, mediante el acto de la reconciliación y de la Confesión, evitarán el dolor de la purificación.

Vuestro Jesús

pináculo* = punto más alto