027 mar 2012 Madre de la Salvación: Pide a mis hijos un día de ayuno el Viernes Santo para evitar la moneda única mundial

18.02.2015 18:07

 

Martes, 27 de marzo de 2012 a las 18:00 hrs.

Hija mía, tu sufrimiento, junto con el de otras almas elegidas, se intensificará durante la Semana Santa.

Ésta es la semana en donde el engañador herirá a muchos de los hijos de Dios como le sea posible a través de guerras, persecución y violencia.

Es en éste tiempo que él inflige gran sufrimiento, así como mi precioso Hijo lo padeció durante Su Pasión en la Cruz.

Mi niña, debes decir a todos aquellos que han alentado a las almas en todas partes a rezar Mi Santo Rosario todos los viernes hasta la Pascua, que me harían sentirme muy complacida.

Las almas que ellos están salvando junto con el sufrimiento de sus propias naciones, están siendo ayudadas todas ellas gracias a éstas devociones.

El amor de mi Hijo está siendo sentido ahora por más personas alrededor del mundo, en éste momento de gran sufrimiento.

Él alivia sus dolores de con Sus Gracias Especiales y tranquiliza sus almas a través del poder del Espíritu Santo.

Hijos, vuestras Oraciones que son tan amorosamente presentadas por vosotros en los Cielos, están siendo escuchadas.

Debéis buscar la ayuda de mi Hijo y de mi Padre Eterno siempre. Cada Oración, no importa cuán pequeña sea, es escuchada y respondida de acuerdo a la voluntad del Dios Altísimo.

Mi niña, pide a mis hijos que hagan un día de ayuno el Viernes Santo, para evitar que la moneda única mundial sea introducida.

Vuestras Oraciones y ayunos pueden hacer ésto.

Tan pronto como ésta oración sea dicha durante vuestro ayuno, Mi Padre Eterno detendrá a ésta gente de imponer la austeridad que están planeando para poder controlaros.

Éstas mismas personas quieren abolir el Cristianismo, por éso es importante que vosotros evitéis que ésto suceda, a través de sacrificios especiales.

Cruzada de Oración (42): Oración del ayuno para detener la moneda única mundial:

 

“Oh Dios Altísimo,

te ofrezco mi ayuno como regalo, para que así detengas las garras del mal en el mundo, que están siendo planeadas para matar de hambre a mi país, incluyendo el Pan de Vida.

Acepta mi ofrecimiento y escucha mis súplicas por otras naciones, para evitarles el sufrimiento que está siendo planeado por el anticristo.

Sálvanos, querido Señor, de esta maldad y protege nuestra Fe, para que así podamos honrarte con la libertad que necesitamos para amarte y adorarte por los siglos de los siglos. Amén. “

Hija mía, un día de ayuno el Viernes Santo, liberará mucho a las naciones del maligno y de aquellos que siguen sus malvados deseos de controlar las finanzas de todas las naciones.

Vuestra Bienamada Madre,

Madre de la Salvación,

Madre de Dios