28 ago 2011 (1, 2)

20.10.2012 21:26

Muchas almas encuentran su final en el infierno a causa del pecado de la pornografía

Domingo, 28 de Agosto del 2011 a las 17:00 hrs.

 

Mi muy amada hija, escucha Mi Santísima Palabra, en la que exhorto urgentemente a los hombres a que pidan perdón por sus pecados.

 

El tiempo es ahora breve, pues EL GRAN AVISO es inminente! No dejéis nunca para mañana lo que tenéis que hacer hoy. La contrición por vuestros pecados es extremadamente importante antes de que pidáis perdón por vuestros pecados, pues sin verdadero arrepentimiento, esto es inútil.

 

Veo tantas almas ennegrecidas en vuestro mundo, hija Mía. Hay muy poca Luz y si vierais las profundidades en las que caen los hombres, estaríais conmocionados. Tantos millones de Mis hijos caen diariamente en un abismo de podredumbre pecaminosa, de la cual sólo pueden ser sacados mediante vuestra oración. Están ciegos frente a la verdad, e incluso si les fuera mostrada Mi Luz, se retorcerían y se esconderían de Mí. Recen por ellos.

 

Mis hijos que son culpables de pecados detestables, disfrutan con el hecho de que su mala conducta es aplaudida por su valor de entretenimiento. La pornografía se filtra en tantas casas de todo el mundo, a través de los canales de televisión que presentan como inocente diversión humorística estas atrocidades. Son los mismos canales que se niegan a pronunciar Mi Nombre. También la violencia se ensalza, no sólo en la televisión, sino también en juegos y se la ha convertido en algo tan aceptable, que ahora los hombres contemplan los actos de violencia como algo natural.

 

Los demonios de Satanás, cuando penetran en las almas, comienzan a mostrarse en el cuerpo humano, de modo que sus actos se hacen claramente visibles para Mis seguidores, que se estremecen aterrados por lo que tienen qué ver. El cuerpo humano se comportará de forma grotesca si es tomado por los demonios. Los movimientos psíquicos de estas personas serán distorsionados e imitarán mensajes satánicos, que son exigidos por el diablo para tentar a personas débiles animadas por los mismos sentimientos. Las almas débiles que no tienen amor por Dios serán atraídas hacia ellos y finalmente los imitarán, de modo que ellos también venerarán a Satanás y todo lo que él defiende, por el modo en que también se comportan.

 

Hijos, ¿no podéis ver cómo trabaja Satanás? Tenéis que decir a aquéllos que no entienden, cómo trabaja el diablo en el negocio de la pornografía. Aquí es cuando Satanás sale para destruir almas y succionar a los que participan, al fuego eterno. Aquéllos que son culpables de una conducta sexual degenerada y aquéllos que muestran su cuerpo de modo inmoral y obsceno, soportarán en la eternidad dolores terribles.

 

Ayuden ahora a salvarlos, hijos, pues ellos no tienen ni idea de lo que me repugna su impureza inmoral. Están cubiertos de tinieblas. Tráiganlos a Mí, así Mi Luz podrá abrazarlos y salvarlos del fuego del infierno.

 

Los pecados de la carne me son insoportables. Tantas almas encuentran su final en el infierno debido al pecado de la pornografía y de los actos sexuales desviados. Háganles saber cuál será su destino si no muestran arrepentimiento.

 

Vuestro Amado Salvador, Jesucristo

 

Aquellos que proclaman Mi Verdad mediante los videntes, serán ridiculizados

Domingo, 28 de Agosto del 2011, a las 23:00 hrs.

 

Mi muy querida hija: Satanás y sus demonios están intentando torturarte ahora. Tienes que ser consciente de este hecho y darle la espalda. No respondas o entres en su juego, porque cuando respondes, le das al diablo más poder sobre tí. Ignora su burla y ten Mi Mano, mientras Yo estoy a tu lado para protegerte de un mal así.

 

Di a Mis seguidores que ellos también sufrirán, porque aceptan Mi cáliz y van por delante para propagar la verdad de Mi vuelta a la Tierra. Serán insultados, se reirán de ellos e intentarán tacharlos de locos, pues hablan en Mi Nombre. Diles que cuando esto suceda, desaparecerá cualquier duda que hayan podido tener en relación con estos mensajes. Hijos míos, debéis ser siempre conscientes de que aquéllos que propagan públicamente Mi Palabra verdadera mediante videntes auténticos, soportarán las mismas burlas que las almas elegidas, cuyo papel es comunicar al mundo Mis mensajes Divinos. A vosotros, Mi ejército, no os irá de forma diferente. Será para vosotros una tarea difícil de resistir. Saben que siempre sufriréis en esta vida si camináis Conmigo. Sepan también que sólo entonces comprenderéis que lleváis Mi Cruz, porque sólo entonces seréis idóneos para hablar Mi Palabra. Ningún profeta, ninguno de Mis apóstoles ha encontrado fácil este camino. Debéis pedir la fuerza para sobrellevar estas tribulaciones, que probarán vuestra Fe hasta el extremo.

 

Si me ayudáis a llevar Mi Cruz, para aliviar Mi Carga, vosotros seréis cargados con ésta. Si confiáis totalmente en Mí, pongan vuestros brazos en los Míos; entonces Yo os sostendré para daros la fuerza que necesitáis para este viaje, un viaje que está tan lleno de espinas que vuestros pies podrían sangrar, pero vuestra Fe será tan fuerte, que no seréis capaces de vivir vuestra vida sin Mi puro Amor.

 

Vosotros, Mis queridos hijos, sois Mi valioso ejército. Un día iréis por las sendas del Cielo y seréis colmados de gloriosa admiración, donde los Ángeles cantarán la alabanza por el trabajo que habéis realizado por Mí durante vuestra vida en la Tierra. Yo recompenso a todos Mis abnegados seguidores, por su lealtad y su amor inquebrantable hacia Mí. Mis almas elegidas, sois bendecidos con el regalo de ver la Verdad, mientras otros, sencillamente, se dan la vuelta.

 

No olvidéis que ahora se os da el regalo del Espíritu Santo y, por consiguiente, no podréis negarme. Este camino estará, sin embargo, lleno de rocas, que podrían herir vuestros pies, lleno de piedras que os harán tropezar y lleno de aquellos que os estorbarán, provocadores, para bloquear vuestro camino, amenazándolos y amedrentándolos para que os volváis por donde habéis venido.

 

Levantad vuestra mano en forma de suave advertencia y decid:

 

No rechazaré nunca el camino del Señor, ni negaré la existencia de Jesucristo, al que la humanidad ha intentado aniquilar no sólo durante Su padecimiento en la Cruz, sino también posteriormente. Yo soy Uno con Jesucristo. Hablo en Su Nombre. Camino con Él. Él me ensalza, de manera que puedo ayudar humildemente a abrir tu corazón al Amor puro que Él guarda en Su Corazón para tí y solo para tí.”

 

Mi valioso ejército, poneos en pie ahora mientras os guío por el sendero accidentado, pero Divino, hacia el Nuevo Paraíso en la Tierra que os espera. Aseguraos de llevar con vosotros al mayor número posible de Mis hijos que deambulan por los caminos, para así poder reunirnos como una familia.

 

Vuestro Amante Jesús,

Salvador y Guía de toda la Humanidad