20 jul 2011

20.10.2012 20:24

Ahora os encontráis en medio de la tribulación – la última mitad será a finales del 2012

Miércoles, 20 de Julio del 2011 a las 21:00 hrs.

 

Hija Mía, tú eres, como sabes, la más insólita vidente, ya que te falta el conocimiento de las cosas santas. Y, sin embargo, eres la mensajera elegida. Tienes que entender que no podrás defender Mis mensajes con verdadera autoridad. Por eso, guarda silencio cuando te pidan que definas Mis mensajes.

 

Te provocarán y desafiarán para que te impliques con argumentos religiosos y escatológicos, pero no respondas ni des tu propia interpretación. Por esta obra no serás de su agrado. Surgirá la envidia espiritual entre Mis seguidores, especialmente entre teólogos y aquellos que han estudiado durante toda su vida la Biblia. Así que guarda silencio, pues no tienes ni los conocimientos ni, como te dije antes, la autoridad para hacerlo.

 

Sigue solo Mis indicaciones y contente. Por supuesto, responde a las peticiones de oración, y ayuda a reunir a Mis seguidores y devotos que han prometido su apoyo a esta obra.

 

El tiempo es ya breve. Todo va a suceder rápidamente. El GRAN AVISO ya está cerca, por tanto no hay mucho tiempo para rezar por aquellas pobres almas que se perderán. Rezando la Coronilla de la Divina Misericordia por aquellas almas concretas, se salvarán millones de ellas.

 

Hijos Míos, ahora os encontráis en medio de lo que se llama la Tribulación, como se predijo en Mi Libro Sagrado. La segunda parte, la Gran Tribulación, comenzará, como dije, antes de finales de 2012. Esto no debería infundirte miedo, hija Mía, sino que sirve para hacerte consciente de la urgencia de que Mis hijos pidan Mi ayuda.

 

A través de las oraciones de Mis videntes en todas partes del mundo, empieza ya a diluirse, y a desenmascararse ante vuestros ojos, el poder del NUEVO ORDEN MUNDIAL (New World Order), que está promovido por fuerzas masónicas.

 

Otros muchos que pertenecen a estas organizaciones globales ávidas de poder, serán sometidos y, además, responderán de su maldad no sólo ante Dios Padre, sino también ante aquéllos por los que tienen una responsabilidad en esta Tierra.

 

Observad ahora cómo gran cantidad de grupos poderosos intentan ganarse unos a otros, cómo además encubren sus propios pecados y ocultan la verdad ante personas de alto rango, a las que temen. La oración, hijos Míos, está ocasionando esto. Dios Padre está emprendiendo ahora el camino para castigar a esta gente, antes de que puedan llevar a cabo el malévolo plan que están preparando para controlar a Mis hijos.

 

Este es un tiempo doloroso, hijos, pues la influencia de Satanás nunca ha sido tan fuerte como en estos últimos días de su reinado en la Tierra. Combatid sus métodos diabólicos, hijos, todos vosotros. Mirad solamente la devastación que ocasiona cuando vuelve a un hermano contra otro, a un país contra otro; mirad el odio que crea entre vosotros y la falta de respeto hacia la vida de los demás. Y luego está el puro odio que instila en Mis hijos hacia Mí, su amado Salvador. El odio que enciende contra Mi Padre ha alcanzado proporciones epidémicas. La forma más poderosa de odio mostrado hacia Mi Padre es cuando el hombre niega que Dios Padre existe.

 

Hijos, cómo debéis sentir la angustia que contempláis hoy en el mundo. Ningún hombre puede ignorar el malestar profundo, preocupante, que alientan Satanás y sus millones de demonios, infiltrados en todo el mundo. Os demostraré nuevamente Mi Amor a todos vosotros.

Durante Mi GRAN AVISO vendré otra vez a salvaros a través de la Misericordia de Dios Padre. Creed en Mí y en Mi Padre Eterno y no tendréis nada qué temer. Pero si ignoráis lo que sucede, entonces no conseguiréis prepararos adecuadamente.

 

Vuestro amado Salvador,

Jesucristo