14 ago 2011

20.10.2012 21:15

Disfruten la gloriosa vida que los espera durante 1000 años

Domingo, 14 de Agosto del 2011, a las 14:25 hrs.

 

Mi hija muy querida, continúas defendiendo Mi Palabra, aunque en realidad no hay ninguna necesidad para ello.

 

Mi Palabra traspasará los corazones de los creyentes como una espada, cuando mediten Mis mensajes dados a ti para el mundo. Sabrán la verdad cuando lean Mi Palabra; pues Mi Luz Divina actuará sobre ellos de un modo que difícilmente podrían ignorar. Muchos cuestionan todo y seguirán cuestionándolo, tal y como hicieron en tiempos de Noé. Fueron avisados, pero no quisieron escuchar. Suprimieron la voz de Mi Padre cuando mandó mensajes a través de Noé y los otros profetas. Sólo los que escucharon y obedecieron, se salvaron.

 

Escuchad ahora Mis mensajes. Hijos, abrid vuestros corazones y dejad que Mi Palabra hable a vuestras almas. No hagáis caso de las distracciones mundanas. Concentraos sencillamente en Mi voz. Así salvaréis vuestras almas.

 

Aquéllos que no escucharán, porque me dan la espalda, vendrán a tiempo con estómago hambriento para devorar Mi Santísima Palabra, después de que el GRAN AVISO haya tenido lugar. Porque entonces estaréis dispuestos a seguir Mi Guía, de manera que Yo pueda conduciros adecuadamente al Nuevo Paraíso en la Tierra, donde vosotros, vuestras familias y vuestros seres queridos disfrutaréis de la Vida Gloriosa que os espera, durante 1000 años. Ninguna enfermedad, ni falta de alimentos, ninguna preocupación. Sólo el Amor en su forma más pura. Una entidad gloriosa que es vuestra justa herencia.

 

Por favor, rezad ahora mucho por el discernimiento para aceptar Mi Santa Palabra, cuando os sea presentada, hijos Míos. Contempladla como uno de los mayores regalos de toda vuestra vida. Acogedla con el cuerpo, el espíritu y el alma, porque sólo entonces encontraréis la verdadera paz.

 

Vuestro amado Salvador,

Jesucristo