10 may 2013 La única agua necesaria para la supervivencia de los hijos de Dios vendrá del Árbol de la Vida

15.05.2013 00:52

Traducción latinoamérica

Viernes 10 de mayo de 2013 a las 16:40 hrs.

Mi amadísima hija, benditos son aquellos quienes responden a la Verdadera Palabra de Dios, porque serán los primeros en levantarse y entrar a Mi Nuevo Reino.

Aquellos a quienes no se les ha sido dada Mi Santa Palabra, incluyendo aquellos países donde Yo soy condenado, son las primeras almas a las que debo alcanzar. Sin culpa propia, han sido criados desde el nacimiento para negar a Dios, el Hacedor y Creador de todo lo que es. Me esforzaré por convertirlos a través de esta Misión y prometo que una vez que a ellos les sea mostrada la Verdad, durante El Aviso, ellos serán atraídos dentro de Mi Misericordia rápidamente. Yo nunca abandonaré a aquellos que han sido engañados, a través de falsas doctrinas, ya que están indefensos y están en necesidad de Mi Amor y Misericordia.

Mi deseo es que Mis seguidores ahora se preparen para subir la escalera, un largo y difícil ascenso, hacia la perfección espiritual. Aquellos de vosotros que habéis sido bendecidos con el don de discernimiento por Mi Voz, contenida en El Libro de la Verdad, tenéis un deber hacia Mí. Esto es lo que debéis hacer: Usad el don que les he dado, para prepararos para la perfección espiritual que se requiere de vosotros, ahora mientras construyo (fortifico) Mi ejército remanente en la Tierra. Vuestra responsabilidad es ayudar a aquellos que son demasiado débiles, demasiado orgullosos y demasiado tercos para aceptar Mi Mano de Misericordia. Será a través de vosotros que seré capaz de conceder a todas las almas, incluyendo aquellas que no son dignas de Mi Misericordia, la salvación necesaria para vivir por siempre en Mi Gloria.

Oh cuán maravilloso es este glorioso Nuevo Reino Mío. Si solo pudieráis verlo, ni uno de entre vosotros pronunciaría jamás otra palabra contra Mí. Este será vuestro nuevo hogar, el lugar donde vosotros y vuestra familia disfrutaréis éxtasis, paz, amor y alegría eternos, mezclados con todo lo que es creado por Mi Padre para vuestra felicidad. Pensad en ello como una nueva morada, similar a la forma en la cual la Tierra fue creada, solo que este Nuevo Cielo y Nueva Tierra no tendréis mar. La única agua necesaria para la supervivencia de los hijos de Dios vendrá del Árbol de la Vida, donde toda vida será sustentada.

Toda necesidad será satisfecha y el amor abundará así que no existirá descontento de ninguna clase. Risas, amor, gozo, color y cosas finas, las cuales ningún hombre ha visto jamás durante su tiempo en la Tierra, serán abundantes. La felicidad, la cual está más allá de su asís en la Tierra, será un don para cada uno de vosotros a quienes os sea dada la llave a Mi Reino.

La vida delante de vosotros está adornada con grandes dones y permaneceréis en un constante estado de paz con amor por Mí. Reinaré en unión con todos los hijos de Dios y ningúno de vosotros querrá más nada, tan grande es Mi Amor. Esta es la única vida por la que debéis esforzaros, ya que ninguna otra vida existirá después del Gran Día cuando venga por vosotros.

Vuestro Jesús