10 jul 2011

20.10.2012 18:30

No tengáis miedo, la conversión creará un gran sentimiento de amor y paz

Domingo, 10 de Julio del 2011, a las 12:10 hrs.

 

Mi amada hija, a muchos de Mis hijos que se asustan con Mis mensajes y les parece difícil afrontarlos, les digo en este momento que me escuchen con atención. El mal está aumentando en el mundo por la mano del hombre, a través del pecado. Esto no puede continuar.

 

Por favor, no teman, pues esto no cambiará los planes que ya ha puesto en marcha o grupo, el “Nuevo Orden Mundial”. Vosotros, hijos Míos, debéis saber lo que sucede. Es importante que cada uno esté avisado de las acciones de este grupo y de sus planes malignos, que han creado para controlaros.

 

Por favor, acoged el GRAN AVISO
Mi GRAN AVISO, el gran acto de la Misericordia, es un enorme regalo de Amor. Por tanto acéptenlo, por favor, pues traerá muchas conversiones. La conversión será tan extensa, que creará una gran sensación de amor y paz, cuando este acontecimiento haga humildes a Mis hijos.

 

Después, habrá gran fortaleza entre ellos. Cuantos más hombres crean en la verdad, más débil será la influencia de este grupo del “Nuevo Orden Mundial”. La oración, pero mucha oración, puede impedir muchos de los daños que intentarán causar. Así, no olvidéis nunca rezar el Santo Rosario y la Coronilla de la Misericordia, porque los dos juntos ayudarán a aniquilar el inminente mal.

 

Vayan  ahora, no teman. Esperen con entusiasmo un nuevo comienzo, una nueva paz, donde el mal sea desterrado para siempre.

Esta es Mi promesa para vosotros, hijos.

 

Vuestro amante Salvador,

Jesucristo