03 mar 2011

26.09.2012 00:18

La democracia desaparecerá- Los sacerdotes serán martirizados

Martes 3 de marzo de 2011 a las 23:30 hrs.

 

Oh Mi muy querida y amada hija, es con alegría que doy la bienvenida a tu atención esta noche. Tu ausencia me ha dolido algo pero Yo sabía que volverías pronto.

Por favor escucha cuidadosamente. Como Yo me doy cuenta de que estás ocupada con tu vida, tú debes entender la absoluta urgencia de este mensaje. Mi palabra está siendo dada a ti en la era más histórica desde el principio, ya que es en este tiempo que el mundo experimentará cambios nunca observados por el hombre hasta la fecha.

 

Estad listos ahora hijos Míos, donde sea que estén en el mundo, porque muy pronto uno de los dones más preciados de Mi Misericordia será dado ahora a cada uno de vosotros. Mi GRAN AVISO, que está siendo dado a vosotros, propagará la conversión por todos lados. Cuando esto suceda, después de ese momento y durante el tiempo en el que la Tierra permanezca aún, el Amor a través de la aceptación de la verdad será muy difundido.

 

Los seguidores de Satanás encontrarán difícil defender su malvado comportamiento ante el amor y la luz que brillarán a través de vosotros. Pero además, el gran evento (GRAN AVISO), que os va a sobrecoger a vosotros, traerá tanta conversión que también debéis estar preparados para esto.

 

Aceptad que esta profecía se llevará a cabo. Muy pocos negarán esto ambas veces, durante y después. Sin embargo, muchos continuarán alejándose de Mí. La Gran Persecución seguirá.

 

Los sacerdotes sufrirán

Mi ejército de amados seguidores se levantará valientemente y defenderá Mi existencia. Sin embargo, incluso aquéllos que vosotros menos se os lo esperáis, incluyendo los líderes de Mi Iglesia Cristiana, se pondrán del lado del Maligno y sus parásitos. Serán seducidos debido a su debilidad en la Fe. Encontrarán que esos santos Vicarios Míos, Mis leales siervos sagrados, tendrán que defender su Fe. La crueldad que será mostrada a ellos será similar a la que Yo enfrenté por Mis ejecutores. Prestad atención a esto todos vosotros que me seguís. No seáis tentados a seguir el camino de los traidores, incluso si estáis atemorizados. Nunca caigáis en sus falsas promesas. Sed valientes. Rezad pidiendo fortaleza.

 

La Persecución no durará mucho

Preparaos vosotros creyentes, porque incluso aquéllos más cercanos a vosotros se alejarán de la Fe. Puede ser que se encuentren aislados, que se rían de vosotros y os ridiculicen públicamente. Ignorad estas burlas. Os guiaré a todos y os protegeré, porque este tiempo no durará mucho. El sufrimiento más doloroso que experimentaréis será vuestra deslealtad a Mí, a la verdad.

 

Las naciones no cristianas controlarán

Las oraciones pueden ayudar a disminuir algunos de los eventos catastróficos que se desarrollarán. La persecución que se infligirá a aquéllos que creen en Mí y en Mi Padre Eterno será hecha por las naciones que están vacías de amor, del Amor por Dios. El único amor que tienen en sus corazones es por el poder sobre los países menos afortunados. El control es su objetivo principal, así como la gloria, la búsqueda de riquezas y la posesión sobre vosotros, vuestro país y aquéllos de vosotros que se rehúsen a denunciarme. Si cedéis, hijos Míos, encontraréis muy difícil seguir de nuevo la pista o retroceder vuestros pasos hacia Mí. Esto requerirá una valentía tremenda en el enfrentamiento del poderoso adversario, pero vosotors ganaréis. Deberéis sufrir por la pasión que sentís en vuestros corazones por el amor de Dios, Mi Padre Eterno, entonces aceptaréis esto con gozo en vuestras almas.

 

Levantamiento de los nuevos dictadores

Cambios repentinos en las situaciones mundiales, que hasta ahora parecían como un descontento insignificante, emergerán ahora como todas las guerras llevadas a cabo. Las guerras llevarán a la disminución del alimento. La democracia disminuirá rápidamente y las dictaduras malvadas se levantarán. Sin embargo, estas dictaduras serán muy cuidadosas en cómo son percibidas. Vendrán como negociadores pacíficos y como “salvadores”. A cambio de alimentaros, controlarán vuestras posesiones, que serán después de ellos. Tendréis que pedir permiso para alimentar a vuestras familias. Para viajar necesitaréis una forma especial de identificación y se os pedirá que aceptéis la Marca, la Marca de la Bestia. ¡Corred hijos Míos! Escondéos, porque esto no es todo. Ellos dictarán cómo tenéis qué rezar, porque no es a Dios a quien se vuelven. Éstas, hijos Míos, son las milicias de Satanás y ellos quieren robaros el alma.

 

Aquéllos de vosotros que creéis en Mi, estad listos. Id de vuelta a vuestras iglesias inmediatamente. Rezad a Dios, el Padre Eterno. Reuníos en grupos y rezad, rezad, rezad. Pedid reconciliación ahora, para que cuando presenciéis el GRAN AVISO vosotros aceptéis con humildad el estado de vuestras almas. No tendréis nada qué temer.

 

Rezad también, por vuestras familias y amigos, vuestros niños, vuestros vecinos. Todos ellos necesitan prepararse, así muchos de ellos entonces serán convertidos cuando presencien la verdad de Mi existencia. Muchos no serán capaces de soportar el choque, cuando vean cómo me han ofendido. A otros simplemente no les importará. El tiempo está llegando ahora.

 

Pedidme que os ayude

Los signos, todos los que han sido predichos, están alrededor de vosotros, hijos. Vedlos y aceptadlos por lo que son. Levantamientos, terremotos, inundaciones, cambios climáticos, ahora se intensificarán. El dinero comienza a escasear, así como también la comida. No creáis que todo está perdido porque cuando vosotros me pidáis ayuda, vuestras oraciones serán contestadas. Os tomaré a todos de la mano y os ayudaré a través de esta confusión, pero debéis abrir vuestros corazones. Bloquead cualquier intento de seduciros a unirse a la conspiración del Maligno. Conservad la pureza de corazón y de mente. Sed humildes en vuestra actitud, pero nunca temáis defender el derecho de creer en Mí.

 

Tiempo de preparar vuestras almas

El tiempo está listo. Id ahora Hijos Míos y preparad vuestras almas. Buscad, a través de los Sacramentos, las gracias necesarias para santificar vuestras almas. Entonces pedidme que os tome en Mis brazos y pedid la salvación. Mi amor y compasión por cada uno y todos vosotros está más allá de vuestra comprensión. Pero cuando el GRAN AVISO, uno de los dones de más gracia que os pueda dar a todos vosotros antes del Juicio final, se lleve a cabo, debe ser bienvenido por vosotros. Agradeced que se os esté dando este maravilloso don, porque cuando la conversión se lleve a cabo en cada esquina del mundo, vosotros estaréis realmente listos para el Nuevo Cielo y Tierra cuando entonces emerjan como uno, Mi Paraíso y la gloriosa herencia que cada uno de vosotros tiene derecho de compartir en caso de que así lo desearais.

 

Esperad Mi GRAN AVISO ahora hijos Míos, porque el tiempo está muy próximo.

 

Vuestro Amante Salvador, Justo Juez y Misericordioso Jesucristo