01 ago 2011 y Preguntas a Jesús

20.10.2012 20:56

Estén preparados en todo momento

Lunes 1° de agosto del 2011, a las 23:00 hrs.

 

Mi muy querida y amada hija, tú estás ahora en verdadera unión conmigo, al fin. Ahora verás por qué hay una urgencia para ayudar a la gente a abrir sus ojos, para que así se puedan convertir, para entrar al Reino de Mi Padre.

 

Muchísimos hombres, hoy día, se mofan de Mí. Cuando Mi Nombre es mencionado por los creyentes, de una manera reverente de ellos, también, se mofan, se burlan y se echan a reír. Entonces, también hay otros que se enojan, cuando son desafiados en Mi Nombre. También hay otros, que no solo me niegan, pero que también me odian. Nunca antes, ha habido, tanta gente en el mundo, que le ha vuelto la espalda a la Fe.

 

Muchísimas almas eligieron rechazar cualquier pensamiento de que Mi Padre Eterno o Yo, existimos. Ellos piensan, que solo no importa si, sí o no creen y que es irrelevante en sus vidas. Muchos de esos tibios en su fe, casualmente rechazan Mis enseñanzas, a las cuales apenas aceptan de dientes para afuera. Ellos creen que tendrán mucho tiempo, más tarde en la vida, para dedicar el tiempo que necesitan, a su fe. Esto es especialmente verdad de las generaciones más jóvenes, que creen que su fe, es algo de lo que no necesitan preocuparse, todavía. Creen que tienen muchos años por delante de ellos, para honrarme a Mí, su Amado Salvador y a Mi Padre Eterno. Es por esto que la gente mayor, tiende a volver a encender su Fe, en un tardío estado de sus vidas, cuando empiezan a pensar acera de lo sucesivo.

 

Lo que los hombres fallan en comprender, es que ellos pueden morir en cualquier momento, en cualquier tiempo, a cualquier edad, desde el nacimiento hasta la vejez, eso no importa. El hombre debe estar preparado en todo momento.

 

Le imploro a todos los creyentes, rezar por el discernimiento para enseñar a la gente joven, en todas partes, de la urgente necesidad de abrir sus ojos al amor que Mi Padre eterno y Yo, tenemos por cada uno de ellos. Ayuden a abrir sus ojos a la promesa del Paraíso. Es su deber para Conmigo ahora, para que no pierda Mis a hijos más jóvenes, en las mentiras que Satanás propaga en el mundo de hoy.

 

Ayúdenme a salvar a todos aquellos que creen, que el tiempo es pleno para ellos, para poner atención a sus almas, en preparación para el Nuevo Paraíso en la tierra, que se está acercando y que será una realidad, en un pestañeo, cuando la mayoría menos lo espere.

 

Vuestro Amado  Maestro y Salvador,

Jesucristo
 

Preguntas a Jesús

Lunes, 1 de agosto del 2011 a las 23:30 hrs.

 

Tras recibir el mensaje con el título “Estén preparados en cualquier momento”, la vidente vio una imagen de Jesús, en la que aparecía triste. Después, ella le hizo una serie de preguntas a las que Jesús respondió.

 

Pregunta a Jesús: ¿Estás triste?

Respuesta: Sí, y cansado. Los pecados de los hombres rasgan mi corazón.

 

Pregunta a Jesús: ¿Qué Te ayuda?

Respuesta: La oración, mucha oración. La devoción de Mis seguidores, con el rezo diario de la Coronilla de la Misericordia y del Santo Rosario, salvará a Mis hijos. Ellos, Mis seguidores, tienen que perseverar aunque sea costoso.

 

Pregunta a Jesús: ¿Qué es lo que más Te molesta?

Respuestas:

Aquellos que no solo Me odian, sino que deciden adorar a Satanás en rituales obscenos, en donde no pueden ver cómo son engañados.

Mis servidores sagrados que han perdido el amor por Mí.

Aquellos que persiguen a otros.

Los asesinos que no tienen respeto por la vida de Mis hijos.

El aborto, la peor forma de genocidio. Derramo lágrimas en todo momento por Mis pequeñas almas que nunca llegarán a tomar su primer aliento.

La guerra y la ligereza con la que, en general, ésta es causada por aquellos que, si fueran puestos en medio de un campo de batalla, huirían de allí con gran cobardía. Muchas de estas personas que declaran la guerra, lo hacen sólo para conseguir poder. Me ofenden gravemente.

 

Pregunta a Jesús: ¿Qué Te hace feliz?

Respuesta: La Fe de mis seguidores y de aquellos que se han decidido a ayudarme a salvar almas. Los amo con gran ternura y compasión. Serán premiados con grandeza en el Reino de Mi Padre.