INVITACION DEL 4 al 6 de Noviembre

27.10.2016 12:00

 

Os invitamos a rezar por el Ejército Remanante, ya que las guerras, disturbios, corrupción, y el mal en el mundo son cada vez mayores y debemos permanecer fuertes y para eso necesitamos pedir ayuda a Dios. Asi que hemos decidido llamar a la oración pidiendo protección del Cielo también para el Papa Benedicto XVI y para María de la Divina Misericordia y todos los videntes genuinos de Dios.

 

Estos 3 días rezaremos estas oraciones de la Cruzada: 165, 23, 38, 11, 25, 147, 70, 82, 18, 132, 143, 155, 158, 128, 139, 144

 

y aqui en Facebook

 

--> Repetiremos 2 veces al mes esta Jornada de Oración (1a. y 3a semana de cada mes) <--

 

• • • • • • • • • •

Cruzada de Oración 165 - Para el regalo de la Vida Eterna
Jesús, ayúdame a creer en Tu Existencia.
Dame una señal para que mi corazón pueda responderte.
Llena mi alma vacía con la Gracia que necesito para abrir mi mente y mi corazón a Tu Amor.
Ten Misericordia de Mí, y limpia mi alma de todos los malos actos que he cometido en mi vida.
Perdóname por haberte rechazado, pero por favor lléname con el amor que necesito, para hacerme digno de la Vida Eterna.
Ayúdame a conocerte, a ver Tu Presencia en otras personas y lléname con la Gracia de reconocer la Señal de Dios en cada regalo hermoso que Tú has dado a la raza humana.
Ayúdame a comprender Tus Caminos y sálvame de la separación y del dolor de la oscuridad que siento en mi alma. Amén.

Cruzada de Oración 23 - Para la protección del Papa Benedicto
Oh mi Padre Eterno, en nombre de Tu amado Hijo Jesucristo y por los sufrimientos que padeció para salvar al mundo del pecado, te pido ahora que protejas a Tu Santo Vicario, el Papa Benedicto, Cabeza de Tu Iglesia en la Tierra, para que así él también pueda ayudar a salvar a Tus hijos y a todos Tus siervos consagrados del flagelo de Satanás y de sus dominios de ángeles caídos, que caminan por la Tierra, robando almas.
Oh Padre, protege a Tu Papa, para que Tus hijos puedan ser guiados en el verdadero sendero hacia Tu Nuevo Paraíso en la Tierra. Amén.

Cruzada de Oración 38 - Oración de salvación para la Iglesia Católica
Oh Bendita Madre de la Salvación, por favor pide por la Iglesia Católica en estos tiempos difíciles y por nuestro bienamado Papa Benedicto XVI, para aliviar su sufrimiento.
Te pedimos, Madre de la Salvación, que cubras a los siervos consagrados de Dios con tu Santo Manto, para que así les sean dadas las Gracias para ser fuertes, fieles y valientes durante las pruebas que afronten. Pide también que ellos cuiden de su rebaño de acuerdo con las Verdaderas Enseñanzas de la Iglesia Católica.
Oh Santa Madre de Dios, danos a tu Iglesia remanente en la Tierra, el don del liderazgo para que así podamos ayudar a guiar a las almas hacia el Reino de tu Hijo. Te pedimos, Madre de la Salvación, que mantengas al engañador alejado de los seguidores de tu Hijo, que buscan salvaguardar sus almas, para que sean dignos de entrar por las Puertas del Nuevo Paraíso en la Tierra. Amén.

Cruzada de Oración 11 - Para detener el odio a los visionarios
Oh Sagrado Corazón de Jesús, por favor detén el odio y los celos que existen entre Tus seguidores, hacia Tus verdaderos visionarios en estos tiempos.
Pido que escuches mi oración, para darle a Tus visionarios la fuerza que necesitan, para proclamar Tu Santísima Palabra a un mundo incrédulo. Amén.

Cruzada de Oración 25 - Para Pedir Protección para todos los Visionarios en el mundo
Oh Dios Altísimo, te suplico que brindes protección a todos Tus santos mensajeros en el mundo.
Te pido que sean protegidos del odio de otros.
Te pido que Tu Santísima Palabra sea difundida rápidamente por todo el mundo.
Protege a Tus mensajeros de la calumnia, el abuso, las mentiras y de todo tipo de peligro.
Protege a sus familias y cúbrelos con el Espíritu Santo en todo momento, para que los Mensajes que ellos dan al mundo, sean escuchados con corazón contrito y humilde. Amén.

Cruzada de Oración No. 147 - Dios Padre, muestra Misericordia para aquellos que niegan a Tu Hijo
Oh Dios, mi Padre Eterno, te pido que muestres Misericordia para aquellos que niegan a Tu Hjo.
Te ruego por las almas de aquellos que tratan de destruir a Tus profetas.
Te ruego por la conversión de las almas, que se extravían de Ti y te pido que ayudes a todos Tus hijos a preparar sus almas y a enmendar sus vidas, de acuerdo a Tu Divina Voluntad, en espera de la Segunda Venida de Tu amado Hijo, Jesucristo. Amén.

Cruzada de Oración 70 - Oración por el Clero para que permanezca firme y fiel a la Santa Palabra de Dios
Oh querido Jesús, ayuda a Tus siervos consagrados para que reconozcan el cisma que se desarrolla dentro de Tu Iglesia.
Ayuda a Tus siervos consagrados a permanecer firmes y fieles a Tu Santa Palabra. No permitas nunca que las ambiciones mundanas empañen su amor puro hacia Ti.
Concédeles la Gracia de permanecer puros y humildes ante Ti y de honrar Tu Santísima Presencia en la Eucaristía.
Ayuda y guía a todos aquellos siervos consagrados que pueden ser tibios en su amor por Ti y reaviva el Fuego del Espíritu Santo en sus almas.
Ayúdalos a reconocer las tentaciones que se les presentan para distraerlos. Abre sus ojos, para que puedan ver la Verdad en todo momento.
Bendícelos en estos tiempos, querido Jesús, y cúbrelos con Tu Preciosa Sangre para conservarlos a salvo de todo daño.
Dales la fuerza para resistir la seducción de Satanás, en caso de que fueran perturbados por la tentación de negar la existencia del pecado. Amén.

Cruzada de Oración 82 - Por la Victoria de la Iglesia Remanente
Jesús, Rey y Salvador del mundo, a Ti prometemos nuestro honor, nuestra lealtad y obras, para proclamar Tu Gloria a todos.
Ayúdanos a obtener la fortaleza y la confianza, para levantarnos y declarar la Verdad en todo momento.
Nunca nos permitas vacilar o retrasarnos en nuestra marcha hacia la victoria y en nuestro plan de salvar almas.
Prometemos nuestra entrega, nuestros corazones y todo lo que poseemos, para que estemos libres de obstáculos, mientras continuamos el espinoso camino hacia las Puertas del Nuevo Paraíso.
Te amamos, queridísimo Jesús, nuestro amado Salvador y Redentor.
Nos unimos en cuerpo, mente y espíritu dentro de Tu Sagrado Corazón.
Derrama sobre nosotros Tu gracia de Protección.
Cúbrenos con Tu Preciosa Sangre, para que seamos llenados con valentía y amor para levantarnos y declarar la Verdad de Tu Nuevo Reino. Amén.

Cruzada de Oración 18 - Para detener al anticristo y su grupo
Oh querido Jesús, salva del anticristo al mundo.
Protégenos de los perversos engaños de Satanás.
Salva del mal a los últimos remanentes de Tu Iglesia.
Da a todas Tus iglesias la fuerza y las gracias necesarias para defendernos contra las guerras y persecuciones planeadas por Satanás y su ejército de terroristas. Amén.

Cruzada de Oración 132 - Oración para renunciar a Satanás, para proteger esta Misión
Oh, Madre de la Salvación, acude en ayuda de esta Misión.
Ayúdanos, al Ejército Remanente de Dios, a renunciar a Satanás.
Te suplicamos que aplastes la cabeza de la bestia con tu talón y elimina todos los obstáculos en nuestra Misión para salvar almas. Amén.

Cruzada de Oración No. 143 - Para proteger la Misión de Salvación
Oh, Madre de la Salvación, protege esta Misión, un Regalo de Dios, para traer Vida Eterna a todos Sus hijos en todas partes.
Por favor intervén, en nuestro nombre, a través de tu Hijo amado, Jesucristo, para que nos dé la valentía para llevar a cabo nuestros deberes* para servir a Dios en todo momento y especialmente cuando sufrimos a causa de esto.
Ayuda a esta Misión para convertir muchos miles de millones de almas, de acuerdo a la Divina Voluntad de Dios y para transformar esos corazones de piedra en amorosos servidores de tu Hijo.
Danos a todos, los que estamos al servicio de Jesús en esta Misión, la fuerza para superar el odio y la persecución de la Cruz y para acoger el sufrimiento que viene con ello, con generosidad de corazón, y con la aceptación total de lo que pueda venir adelante. Amén.
deberes* = responsabilidades

Cruzada de Oración 155 - Oración para la protección de la Misión de Salvación
Oh, queridísima Madre de la Salvación, escucha nuestra llamada para la protección de la Misión de Salvación y para la protección de los hijos de Dios.
Oramos por aquellos que desafían la Voluntad de Dios en este gran momento de la historia.
Te pedimos que protejas a todos los que responden a tu llamada y a la Palabra de Dios, para salvar a todos, de los enemigos de Dios.
Por favor, ayuda a liberar las almas que son víctimas de los engaños del demonio y abre sus ojos a la Verdad.
Oh, Madre de la Salvación, ayúdanos a los pobres pecadores a que seamos dignos de recibir la Gracia de la perseverancia en nuestro tiempo de sufrimiento en el Nombre de tu Hijo amado, Jesucristo.
Protege esta Misión de cualquier daño.
Protege a tus hijos de la persecución.
Cúbrenos a todos con tu Manto Santísimo y favorécenos con el Don de mantener nuestra fe, cada vez que seamos desafiados por decir la Verdad, por transmitir la Santa Palabra de Dios, por el resto de nuestros días ahora y para siempre. Amén.

Cruzada de Oración 158 - Protégeme de la religión única mundial
“Porque a muchos de vosotros, os resulta difícil de aceptar que estas cosas han de venir: vendrá un día en donde recitaréis esta Cruzada de Oración (158) tres veces al día, porque las presiones, que se colocarán sobre vosotros para negar a mi Hijo, serán abrumadoras.” junio 28, 2014

Querido Jesús, protégeme del mal de la nueva religión única mundial, la cual no viene de Ti. Sostenme en mi trayecto hacia la libertad, a lo largo de la Ruta hacia Tu Santo Reino.
Mantenme en unión Contigo, siempre que sea atormentado y forzado a tragar mentiras, que serán esparcidas por Tus enemigos para destruir las almas.
Ayúdame a resistir la persecución, a permanecer firme en la Verdadera Palabra de Dios en contra de las falsas doctrinas y otros sacrilegios, a los que podría ser obligado a aceptar.
A través del don de mi libre albedrío, llévame al Dominio de Tu Reino, para que pueda levantarme y proclamar la Verdad, cuando esta sea declarada ser una mentira.
Jamás dejes que yo vacile, dude o huya por miedo, en medio de la persecución. Ayúdame a mantenerme firme y constante a la Verdad todo el tiempo que yo viva. Amén.

Cruzada de Oración 128 - Para Reunir y unir a todas las almas
Querido Jesús, ayúdanos, a Tus discípulos amados, para reunir al mundo en Tus brazos y presentarte las almas que están más necesitadas de Tu Gran Misericordia.
Refuérzanos/fortalécenos con el Don del Espíritu Santo para asegurar que la Llama de la Verdad envuelva a todos los que se han separado de Ti.
Une a todos los pecadores, para que a cada uno le sea dada toda oportunidad de reconciliación.
Danos a todos la fuerza para permanecer firmes a Tu Santa Palabra, cuando seamos obligados a rechazar la Verdad, que se ha proclamado al mundo a través de los Santísimos Evangelios.
Permanecemos en Ti, Contigo y por Ti, a cada paso de este, nuestro trayecto a la salvación. Amén.

Cruzada de Oración No. 139 - Oración para pedir por la fuerza para vencer al mal
Querido Jesús, protégeme de la maldad del diablo.
Cúbreme a mí y cubre a todos aquellos que son débiles e indefensos en su presencia, con Tu Preciosa Sangre.
Todos los días dame el valor para rechazarlo, y ayúdame a evitar cualquier intento por parte de él para involucrarme de alguna manera. Amén.

Cruzada de Oración No. 144 - Oración para proteger la Fe Cristiana
Oh Madre de la Salvación, por favor intercede en nombre de las almas de los Cristianos de todo el mundo.
Por favor ayúdales a preservar su fe y a permanecer fieles a las Enseñanzas de Jesucristo.
Ruega para que ellos tengan la fuerza de mente y espíritu para defender su fe en todo momento.
Intercede, querida Madre, a su favor, para que se abran sus ojos a la Verdad y para que se les dé la Gracia de discernir en toda doctrina falsa, presentada a ellos en el Nombre de tu Hijo.
Ayúdales a que permanezcan verdaderos y fieles servidores de Dios y a que renuncien al mal y a las mentiras, incluso si tienen que sufrir el dolor y el ridículo por ello.
Oh Madre de la Salvación, protege a todos tus hijos y ruega para que cada Cristiano quiera seguir el camino del Señor hasta su último aliento. Amén.