30 sep 2011

21.10.2012 20:05

El GRAN AVISO no será fácil para las almas endurecidas

Viernes, 30 de Septiembre del 2011, a las 21:15 hrs.

 

Mi muy querida hija, Mi tarea de convertir a las almas, aumenta ahora en intensidad. Por favor, advierte a tantos como puedas, que preparen sus almas ante el GRAN AVISO.

 

Informa a todos aquellos sacerdotes, monjas/religiosas, obispos y a otras confesiones que creen en Mi Padre Eterno, que tienen que escuchar Mi Palabra. Tantos de Mis hijos se encuentran en semejante oscuridad, que la Luz de Mi Gloria Divina herirá sus almas. Sentirán verdadero dolor, porque no serán capaces de soportar este gran acto de Mi Misericordia.

 

Algunas personas muestran una sonrisa de diversión ante estos Santos Mensajes. Esto me pone triste. No porque no crean que Yo hablo con ellos por este medio, sino porque no quieren creer en Mí. A todos vosotros que os preocupáis por vuestros seres queridos, os digo: Rezad para que la purificación a la que se enfrentarán durante el GRAN AVISO, les lleve finalmente a Mi Corazón.

 

Pido ahora que todos Mis seguidores se protejan a sí mismos contra Satanás. Deben rociar con Agua bendita cada rincón de su casa, llevar una Cruz de San Benito y llevar un Rosario consigo. Rezad también al Arcángel San Miguel. Satanás y su ejército de seguidores harán todo lo posible para convencerlos de que no soy Yo el que os habla. Satanás y sus demonios comenzarán a atormentarlos y a poner terribles dudas en vuestro espíritu. Vosotros, hijos Míos, podéis pararlo, siguiendo Mis indicaciones. Desgraciadamente, enredará el pensamiento de las almas débiles, para que me rechacen por completo.

 

No será fácil el GRAN AVISO para las almas endurecidas. Argumentarán sobre el modo en que me han ofendido. Incluso el fuego abrasador del infierno, que experimentarán durante el GRAN AVISO, no borrará todas las dudas sobre Mi existencia.

 

Muchos extenderán mentiras sobre el GRAN AVISO, después de que este haya tenido lugar. Ellos, los paganos, que son esclavos de Satanás, crearán una mentira que esparcirán por todas partes. Expondrán argumentos científicos para dar una explicación a este acontecimiento. Ellos no quieren oír la verdad. Por esta razón, hay que rezar por ellos. Satanás tiene al mundo tan fuertemente controlado, que ni siquiera Mi Nombre será murmurado en público. La discusión sobre Mi existencia en la Tierra se considera un tema de conversación embarazoso.

 

En la actualidad, Mi Nombre se utiliza sobre todo en un lenguaje de ordinariez o, lo que es peor, cuando se desliza en maldiciones y palabras malsonantes. Pero escuchadme ahora. Mi Nombre será escuchado y aceptado nuevamente tras el GRAN AVISO, por aquellos que se convertirán. Entonces Mi Nombre se utilizará cuando Mis hijos me recen.

 

Vuestro Amado Jesús