29 sep 2011

21.10.2012 20:02

Dios Padre: los días de Satanás están casi por terminar en esta tierra

Jueves 29 de setiembre del 2011 a las 20:15 hrs.

 

Mi amada hija, el tiempo se acerca para que el mundo presencie la misericordia que será mostrada a la humanidad por Mi precioso Hijo, Jesucristo.

 

Muchas fuerzas del mal abundan en esas almas perdidas que rinden alianza al Engañador, Satanás. Ellos también están preparados para el GRAN AVISO y arrogantemente creen, que los poderes prometidos a ellos por Satanás, les van a dirigir a un nuevo paraíso mundano de su propia hechura. Esta es la más grande mentira perpetrada por Satanás, a la cual ellos han sucumbido. Su oscuridad de almas, significa que sus corazones no mostrarán misericordia a aquellos que creen en Mí, Dios el creador de todas las cosas. El poder que ellos ejercen, no obstante es más débil ahora.

 

Los días de Satanás están casi al final sobre esta Tierra. Pero él, Satanás, no descansará hasta que haya atrapado millones de estas equivocadas y desilusionadas almas. Reza por ellos, hija Mía, porque ellos están sin rumbo. Están desarticulados y por su pánico, ellos tratarán de hacer todo lo que puedan para controlar a Mis hijos, a través de posesiones mundanas.

 

Presten atención a Mi Palabra. La humanidad no tiene poder, el único poder será a través de la oración, la armadura contra estas perversas personas. Ellos, en pecado mortal, me han insultado a Mí y a Mi preciada creación y por esto ellos sufrirán. Tantos eventos se desplegarán ahora, delante de los ojos de un descreído mundo. Muchísimos de Mis hijos estarán desconcertados y sorprendidos cuando ellos sientan los sufrimientos del Purgatorio y del infierno.

 

Todos los pecadores durante y después del GRAN AVISO, experimentarán lo que hubiera sido si pierden sus vidas. Aquellos en pecado sufrirán la misma purificación abrazadora, que las almas del Purgatorio, que esperan la entrada a Mi Glorioso Reino. Aquellos en pecado mortal, experimentarán la profunda desesperación y oscuridad de las llamas del infierno. Este sufrimiento no durará mucho y entonces ellos probarán el mundo que han experimentado antes del GRAN AVISO, de nuevo. Este mundo será muy diferente al que era antes, porque al fin, los ojos estarán abiertos a la verdad del Cielo, el infierno y el Purgatorio. Ellos entonces tendrán que escoger cuál camino desean seguir. Te imaginarás, hija Mía, que seguirán el camino hacia Mi Divino amor y compasión, pero ese no será el caso con muchos pecadores endurecidos. Tan infestados estarán por las promesas vacías hechas a ellos por el Engañador, que ellos irán para atrás siguiendo su dirección. Ellos lucharán, forcejearán y a través de la influencia de los demonios desatados por Satanás, dejados libres de las profundidades del infierno, permitirá a sus almas ser succionadas dentro de su maligno plan.de dominio global.

 

Esta es una llamada urgente, para instarles a todos ustedes, a buscar la redención de sus corazones, por sus vidas caprichosas. Ustedes tienen el tiempo de hacerlo, pero háganlo pronto.

 

Prepárense para pedir Misericordia. Amo a todos Mis hijos. El gran evento es por el bien de todos Mis hijos. Entonces, en vez de miedo, permitan a Mi amor envolverles, para fortalecerles de esta forma ustedes resistirán el sufrimiento que viene por delante.

 

Vuestro Eterno Padre que los ama,

Dios Altísimo

 

Consecuencias del GRAN AVISO

Jueves 29 de setiembre del 2011 a las 20:45 hrs.

 

Mi muy querida y amada hija, como el Aviso se acerca, por favor pídele a Mis amados seguidores, rezar y regocijarse, por la gran Misericordia que Mi Padre Eterno ha garantizado a la humanidad.

 

Será por el glorioso acto de puro amor, que mayor parte de la humanidad, se puede salvar para disfrutar la era de paz en la Tierra. Agradezcan que están viviendo estos momentos, porque millones de ustedes serán salvados, quienes, de otra manera, nunca hubieran entrado por las puertas del Cielo.

 

Los preparativos están listos. Preparen sus casas con candelas/velas benditas, un suministro de agua y comida para que dure por un par de semanas. Las consecuencias serán difíciles, pero ustedes no deben asustarse, en cambio, sean relevados de los sufrimientos, que son ofrecidos en acción de gracias por la vida eterna, que está ahora siendo ofrecida a Mis valiosas almas que abrazan este don.

 

Estén en paz. Confíen en Mí, recordando que Yo soy su Salvador y ofrezco a esas fieles almas, Mi protección en todo momento. Camino con ustedes, les guío, les tomo las manos con tierno amor. Ustedes son Míos y nunca les dejaré ir de Mi Sagrado Corazón. Ustedes, Mis seguidores, están rodeados con las gracias que necesitan para sobrevivir el GRAN AVISO.

 

Vuestro Amado Jesús,

Salvador y Redentor de toda la Humanidad