28 jul 2011 (1,2)

20.10.2012 20:36

Mensaje de la Virgen María: “Alma Víctima”

Jueves 28 de julio del 2011 a las 14:25 hrs.

 

Hija Mía, es con gran gozo, que vengo para ayudar a guiarte en tu misión, para ayudar a Mi Amado Hijo, para salvar incluso más almas. Tu entrega final para ofrecer al Altísimo, Dios Padre, tu acuerdo de ser un alma víctima, es aceptado con gran gozo en los cielos.

 

Tú, Mi niña, vas ahora a ayudar a salvar esas almas, que de otra manera han sido destinadas a las fosas de la oscuridad. Esta oferta será recompensada con gracias especiales, para darte la fortaleza para soportar las pruebas con gran facilidad. Tu espíritu, hija Mía, será ahora fortalecido para que esos asuntos pertenecientes al mundo material, te importen poco a tus ojos.

 

Siempre llámame, tu Madre y Mentora, para traerte al seno de Mi precioso y amado Hijo, Jesucristo y a Dios, el Altísimo. Reza ahora, para prepararte adecuadamente, para consagrarte apropiadamente para este importante reto.

Siempre te cubro con Mi Manto Santo y tú, Mi dulce niña, siempre estarás cerca de Mi corazón.

 

Tu amada Madre,

La Reina de los Angeles

 

 

Recen por las almas de aquellos que enfrentan la condenación, quienes no sobrevivirán el GRAN AVISO

Jueves 28 de julio del 2011 a las 15:30 hrs.

 

Hija Mía, la sequedad espiritual por la que has estado pasando en los pocos días pasados, cuando hallaste imposible rezar, fue el Engañador tratando de alejarte de Mí.

 

Ahora que has dado tu empeño final, para ser un alma víctima (expiatoria) para Mi Padre Eterno, para ayudarme a salvar almas, ahora se te brindará protección adicional para impedir que el Engañador te distraiga.

 

El momento ahora ha llegado para una gran cantidad de oraciones en esta su última oportunidad, hijos, para ayudar a salvar aquéllas almas que no sobrevivirán el GRAN AVISO. Por favor, presten atención a Mi llamada a rezar mucho por esos pobres hijos, durante el mes de agosto, designado Mes de la Salvación de las Almas.

 

Propaguen la Palabra a grupos de oración, en todas partes, para que sigan Mis instrucciones de Misa diaria, Eucaristía diaria, un día de ayuno a la semana por el mes entero. No desestimen el poder que tendrán sus oraciones cuando se trata de salvar las almas. Empiecen por rezar por aquellos miembros de su propia familia que están en pecado o que no son creyentes. Ello incluye a amigos cercanos y conocidos que le han dado la espalda a Mis enseñanzas voluntariamente y quien inflige injusticia en otros. Ellos necesitan sus oraciones ahora.

 

Ahora es el tiempo para reflexión silenciosa, mientras el día del GRAN AVISO se acerca. Silencio, Oración sin interrupciones y la devoción es requerida y Yo mando a Mis siervos sagrados (sacerdotes) en todas partes, conduzcan a Mis hijos a rezar por las almas de aquellos enfrentando la condenación. Solo la oración puede ayudarles ahora, especialmente la recitación de la coronilla de la Divina Misericordia.

 

Únanse en amor por Mí.

Vuestro Amado Salvador,

Jesucristo