27 ago 2011

20.10.2012 21:25

Mensaje al clero – no permitáis que las sociedades secularizadas ejerzan presión sobre vosotros

Sábado, 27 de Agosto del 2011, a las 12:00 hrs.

 

Hija mía, si hubiera más sacerdotes y miembros de la Iglesia de Cristo que abrieran su espíritu y aceptaran que ahora Yo hablo al mundo a través de estos mensajes, Mi Corazón se aliviaría.

 

Son los que creen en Mí, Mis fervorosos seguidores, los que siguen llevando la Luz, mientras combaten a la cabeza para dar a conocer al mundo mis advertencias y animar a Mis hijos a pedirme perdón. Ay, cómo Me entristece ver lo cerrado que está el espíritu de todos aquellos servidores sagrados que dicen comunicar al mundo Mi Palabra y Mis Enseñanzas. Me rompen el corazón, porque sus propios corazones se han endurecido tanto.

 

Mis enseñanzas refuerzan el hecho de que las revelaciones Divinas ocurren realmente y de que han tenido lugar desde el inicio de los tiempos. ¿Es que pensaban que Mi Madre o Yo no nos comunicaríamos a lo largo de los siglos con Mis hijos? Se contentan con prestar atención a la Palabra de los santos de épocas anteriores, mucho tiempo después de que sus mensajes fueran dados al mundo. Pero pronto esto ya no será posible, pues la diferencia en el tiempo actual es que a ellos ya no se les concederá ningún tiempo para que puedan utilizar estos mensajes después del Acontecimiento. Pues el tiempo ya no será como ahora lo conocéis.

 

Os exhorto, a Mis servidores sagrados (sacerdotes) y a Mi Santos Vicarios (obispos), a informar ahora de Mis Palabras a la humanidad! Nunca antes habéis necesitado Mi intervención en los sucesos mundiales como actualmente. No olvidéis que Yo resucité de entre los muertos y prometí que volvería. ¿Cómo de preparados estáis ahora? ¿Cuántas veces habéis recordado a Mis hijos que tienen que pedirme perdón? ¿Con qué frecuencia estáis dispuestos a escuchar los pecados de Mis hijos, si estáis tan ocupados?

 

No se dedica tiempo a escuchar confesiones. Me habéis dejado en la estacada, Mis servidores sagrados, y con ello me habéis herido profundamente. Es imperdonable negar a Mis hijos el derecho a los sacramentos! Despierten ahora y seguid Mi instrucción! Cumplan vuestra obligación hacia Mis hijos, como me habéis prometido por vuestros votos sagrados. Por favor, no os apartéis de Mis enseñanzas.

 

La Fe, especialmente la Fe de Mis amados servidores sagrados, se está debilitando considerablemente. Esto es causado por la maldición de Satanás, que ha caminado por un tiempo entre vosotros, y con ello ha originado daños dentro y fuera de Mi Iglesia. Tomen nota de esto, Mis servidores espirituales: este es Satanás en acción! No podéis nunca ceder a sus tormentos, para que no os aparte de vuestro deber hacia Mí.

 

Escúchenme ahora. Consideren Mis advertencias y preparen a Mi rebaño para que pueda ahora pedir la absolución de sus pecados. Así que actúen ahora, para que Mi Iglesia luche en adelante por la verdad de Mis enseñanzas, y no permita que las sociedades secularizadas ejerzan presión sobre vosotros, para arrinconaros y que os agazapéis llenos de temor. Porque si hacéis eso, sucumbiréis a las seducciones del demonio, cuyas mentiras ya han destruido gran parte de Mi Iglesia.

 

Mi cuerda de salvamento sois vosotros, Mis servidores sagrados y Yo os necesito ahora, para que me ayudéis a salvar a Mis preciosos hijos, que están expuestos a tormentos que retuercen su espíritu frente a la verdad de Mis enseñanzas y a la existencia de Mi Padre Eterno!

 

Ahora os exhorto a que me escuchéis con atención cuando os llame

 

Vuestro Amado Maestro, Jesucristo