26 nov 2010 (1,2,3)

19.09.2012 23:43

Plan global para mermar la población mundial y derrocamiento de los líderes mundiales

Viernes 26 de noviembre del 2010 a las 3:00 hrs.

 

Mi amada hija, pronto tendrás la guía de un director espiritual. Pero recuerda que Yo llamo a muchos de Mis seguidores, y no todos aceptan. No puedo, como tú sabes, interferir con el libre albedrío, un don para la humanidad. No importa, ahora es importante continuar con este urgente trabajo para que Mis hijos escuchen y se salven.

 

Las señales

No te engañes, el cambio está en marcha y muy pronto habrá tantas señales que habrá poca gente en esta tierra que no las verá. Las señales de las que hablo son las que se están dando en las apariciones en Europa de Mi Amada y Bendita Madre, a través de los videntes. Mucha gente que abra sus mentes y libere su alma encadenada entenderá que este mensaje proviene del Cielo. Cuando Mis hijos contemplen las señales milagrosas que serán visibles a través del sol, conocerán la verdad.

 

Ignora la burla, el ridículo y el odio que te será mostrado cuando la gente lea el contenido de este manuscrito. Lo mismo les pasó a los Apóstoles, que con el don del Espíritu Santo, hicieron su trabajo. A ti también, hija Mía, te ha sido dado. Nunca lo rechace o dudes sobre él. Es real y tú lo sabes. Tus dudas, por fin, se están desvaneciendo.

 

Como te dije, voy a enviarte ayuda. Ahora empezarás a comprobar esta promesa. También te daré información de futuros acontecimientos que deberás revelar a todos, incluyendo a los escépticos. ¿Qué importa si ellos no lo creen al principio? A medida que los acontecimientos vayan sucediendo no tendrán otra elección más que reconocer la verdad.

 

Plan para orquestar una guerra

Hay un perverso plan en camino, por parte del poder mundial, para orquestar una guerra cuya intención es reducir la población mundial. Rezad, rezad para poder aminorar el daño que esta malvada gente quiere causar a la tierra. Debido a su estúpida alianza con el Seductor, gracias a los poderes satánicos que reciben bajo su influencia, están determinados a llevar a cabo esta tarea a toda costa.

 

Plan para derrocar al Papa Benedicto

También hay planes en camino para controlar las iglesias y varias religiones, incluyendo el Vaticano. Mi Papa, Mi amado Benedicto, está rodeado por los que están conspirando su caída. Otros líderes mundiales, desprevenidos de los poderes ocultos que subyacen en sus propias filas, también van a ser objetivo para ser derrocados.

 

Hijos Míos, despertad y luchad. Ésta es una guerra muy real, como no ha habido otra sobre la tierra. Es una guerra contra vosotros, todos y cada uno de Mis hijos. Vosotros sois el objetivo. El problema es que no podéis ver al enemigo. Son cobardes de corazón que no tienen el valor de dar a conocerse.

 

Reuniones secretas

Obsesionados consigo mismos se reúnen en secreto en vuestras propias comunidades y están diseminados en cada ámbito de la vida. Los encontraréis no sólo en los corredores de vuestros gobiernos sino también en los sistemas judiciales, las fuerzas policiales, el mundo de los negocios y los sistemas educativos y militares.

 

Nunca dejéis a esta gente dictaros cómo rezar. Observad cómo ellos tratarán de manejar vuestras vidas y empezad a prepararos para lo que vendrá.

 

Advertencia sobre la vacunación global

Antes que nada, rezad en grupos. Rezad por esas personas que son ardientes partidarios de Satán. La oración ayudará a evitar algunos de esos desastres. Estad alerta de las atrocidades que ellos tratarán de infligir a través de la vacunación. Desconfiad de cualquier súbita campaña de vacunación mundial, que parecerá tener una intención compasiva. Estad en guardia. País a país están confabulando para controlar a tantas personas como sea posible. No temáis porque Yo protegeré a Mis seguidores que recen. Rezad también por esas valientes almas que entre vosotros han decidido difundir la verdad. De muchas de estas personas se están riendo, pero ellas están diciendo en su mayor parte la verdad.

 

Almacenad alimentos

No confiéis en los suministradores de alimentos. Preparaos ya para el futuro. Empezad a recolectar alimentos y a sembrar los vuestros propios. Almacenad como si viniera una guerra. Los que lo hagáis estaréis bien. La oración y la devoción fortalecerán vuestras almas y os pondrán a salvo de las maniobras perversas de esta gente. Nunca les dejéis controlar vuestra mente y creencias mediante su insistencia en promulgar leyes destinadas a destruir las familias. Ellos van a luchar por separar las familias mediante la promoción del divorcio y la libertad sexual y religiosa.

 

Asesinato de líderes mundiales

Van a promover el odio entre las naciones, asesinar a líderes mundiales y suprimir la libertad de las personas forzándolas a confiar en sus dictaduras. La ira de Dios pronto será sentida porque Él no va a tolerar sus iniquidades por mucho tiempo, a menos que las personas que han escogido seguir a esas organizaciones inspiradas por Satanás le den la espalda a esta malvada atrocidad. Rezad por ellos.

 

Tened cuidado con a qué personas votáis en vuestros países. Observad cómo se presentan ante vosotros por las palabras que utilizan. Escuchad a aquéllos que están tratando de preveniros. Os urjo a rezar por aquéllos que no lo hacen para que se conviertan y puedan salvarse ellos también.

 

Estos acontecimientos de los que hablo van a empezar a suceder pronto. Permaneced firmemente unidos, tened listo vuestro propio suministro de alimentos, buscad sembrar vuestras propias verduras y otros bienes para vuestra supervivencia. Ésta es una guerra en contra vuestro pero no lo parecerá. Estad siempre en guardia.

 

Las Iglesias serán prohibidas

Los que tengáis la valentía de volver a vuestra iglesia, no estéis nunca temerosos de rezar y mostrar vuestra fe abiertamente. Aquéllos de vosotros que tomáis Mi Iglesia por garantizada, no lo hagáis. Porque sólo cuando ese auténtico don, que os permite escenificar vuestra fe abiertamente, os sea arrebatado, finalmente caeréis en la cuenta de la verdad. Y eso os hará enojar. Hija Mía, dile a mi gente que no tenga pánico. Ellos, Mis seguidores, serán salvados y elevados Conmigo a las nubes para esperar el nuevo Paraíso Terrenal. Ellos disfrutarán Mi Nuevo Paraíso y se reunirán con sus familiares difuntos en esta Nueva Vida Eterna. Deben permanecer fuertes, rezar y mostrar amor los unos por los otros. Rezad, rezad y rezad, especialmente por aquellas perdidas almas engañadas que no tienen idea de qué significarán sus acciones para su futuro en la siguiente vida.

 

Aquéllos con almas tibias

Por Mis otros hijos, aquéllos con almas tibias, rezad también. Ellos deben volver a Mí y pronto. Hijos, por el amor que os tenéis unos a otros, no dudéis en advertir a esas personas de la verdad. Mostradles mediante el ejemplo la importancia de la oración para que ellos tampoco se pierdan.

 

Permaneced fuertes. Nunca os rindáis al ejército del Seductor. Jamás. Luchad por lo que vosotros creéis. Proteged a vuestras familias ya. Regresad a Mí. Rezad Mi Divina Misericordia todos los días. Que los cristianos de todas partes recen el Rosario. Dejad a Mi Madre traeros de vuelta a Mí por su intercesión. Hijos Míos, lloro por todos vosotros y necesito que Mis seguidores os unáis, aliándoos Conmigo en contra de este mal. La oración es la respuesta.

 

Vuestro Amado Salvador, Jesucristo

 

Libro del Apocalipsis

Viernes 26 de noviembre del 2010 a las 24:00 hrs.

 

Mi queridísima y amada hija, hoy es un día en que Mi corazón se rompe por la agitación y la profunda infelicidad que hay en el mundo. Observo con desesperación como el mundo se levanta con ira, unos contra otros. Mucha de esta tristeza brota del conocimiento de que estas profecías se cumplirán y sin embargo gran parte de la humanidad no se enterará.

 

Rezad para que Rusia sea consagrada a Mi Bendita Madre

Muchos todavía no quieren reconocer que estos acontecimientos fueron predichos en el Libro de Juan. Muchísimos sufrirán por su falta de Fe. Rezad para que Rusia finalmente ceda y permita ser consagrada al nombre de Mi Bendita Madre. Rezad, rezad y rezad para que esto ocurra. Pues será por medio de la oración que este gran logro será posible. Si esto sucede, millones de personas se salvarán. Porque el peligro está en que las fuerzas comunistas se levanten junto a la serpiente y se unan, dejándoos a vosotros indefensos. Mirad la velocidad con que las naciones se levantan para luchar. La rapidez de los acontecimientos globales causará mucha consternación mientras se desencadenan con intensidad. Vosotros, Mis seguidores, debéis escuchar. Los grupos de oración serán esenciales para difundir la conversión y para disolver estos eventos desastrosos. Incluso aquéllos de vosotros que vivís complacientes con vuestras vidas, en las que dais todo por garantizado, no podréis ignorar por más tiempo estos acontecimientos. Debéis escucharme ahora y aceptar que los acontecimientos predichos en el Libro del Apocalipsis van a pasar.

 

Ahora unid vuestras manos en oración. Incluso aunque tengáis sólo una chispa de afecto por Mí en vuestro corazón, pedidme que os sostenga, y así podré encender y fortalecer vuestra fe en Mí.

 

Lucharé por cada uno de vosotros

Lucharé hasta el amargo final para traeros a todos más cerca de Mi Corazón. Seáis niños, adolecentes, adultos jóvenes, de mediana edad o viejos, a Mis ojos todos sois iguales. Sois Mi preciosa familia, todos y cada uno vosotros. Nadie está excluido. Incluso los que no aceptáis que Yo existo. Incluso los que no hacéis más que odiarme. Yo os sigo amando. Mi amor es apasionado, más allá de vuestra comprensión, y haré todo lo que esté en Mi Poder para traeros de vuelta a Mi redil. No voy a renunciar a vuestra alma en favor de Satanás tan fácilmente.

 

Por favor regresad a Mí

Por favor regresad a Mí -no importa cuántas dudas tengáis- y dejadme llenar vuestros corazones con Mi Amor Divino. Sólo un sorbo de este amor os ayudará a prepararos para la Vida Eterna en el Paraíso Conmigo, Mi Padre Eterno y vuestros hermanos y hermanas. Ésa es vuestra heredad, vuestra legítima heredad.

 

No desperdiciéis esta oportunidad de salvación. Cuando vuestra vida en la tierra se termine, tendréis dos opciones en la otra vida. El Cielo en el Paraíso o las profundidades del Infierno con Satanás, que os llevará consigo por los pecados que él mismo os tentó a cometer en la tierra. Abrid vuestros ojos ya. Acordaos de que la muerte en la tierra puede suceder cualquier día, en cualquier momento y cuando menos os lo esperéis.

 

A través de estos mensajes, os suplico que veáis la verdad, antes del Día del Juicio. Acordaos siempre de que os amo. No importa cuán gravemente hayáis pecado. Cuando os volváis hacia Mí y me pidáis perdón desde el fondo de vuestro corazón, seréis perdonados. Incluso durante vuestro último suspiro.

 

Vuestro Amado Salvador, Jesucristo

 

Un llamado a los creyentes para convertir a las almas extraviadas

Viernes 26 de noviembre del 2010 a las 24:00 hrs.

 

Mi amada y querida hija, la Bendita Trinidad se une a ti, con urgencia, para impulsar la Verdad Divina entre todas las almas del mundo.

 

Tú, hija Mía, ahora sientes el dolor y el sufrimiento por la humanidad en tu corazón, en unión conmigo. Su Fe perdida te provoca un profundo sufrimiento y una sensación de miedo por su futuro.

 

Mis amados y devotos seguidores están ahora, en este momento, uniéndose en todo el mundo, mediante un vínculo de amor poderoso y divino, para luchar y salvar almas de la condenación.

 

Ellos, Mis hijos de la luz, provienen de todas las naciones. Se reconocerán entre sí independientemente de su raza, color o credo. Les estoy guiando para que este ejército de amor ayude a fortalecer la Fe de la humanidad en este momento de la historia.

 

Nunca antes he hecho Mi presencia tan evidente entre los corazones de los creyentes. Ellos sienten el sufrimiento que soporto mientras presencio la maldad que procede del hombre y que me desgarra el corazón, incluso por parte de aquéllos que vosotros creéis que son amables y considerados. El amor por sí mismos está destruyendo a Mis hijos.

 

El egoísmo y la falta de consideración por los que les rodean y por aquéllos que son vulnerables dejan una mancha de vergüenza que es difícil de borrar. Esta crueldad que el hombre muestra a su prójimo ha llegado a su punto más alto, siempre con un objetivo en mente, la autosatisfacción. La obsesión por sus propias necesidades es un pecado a ojos de Mi Padre Eterno. Tantas falsas excusas, hechas en nombre de la autoestima, son completamente inaceptables y van en contra de Mis enseñanzas. Amaos los unos a los otros. Tratad a los otros como esperáis ser tratados. Pensad en las necesidades de los demás antes que en las propias. Rebelaos en favor de los derechos humanos de vuestros hermanos y hermanas, cuando sufren la injusticia de otros. Nunca jamás justifiquéis castigar a otro para obtener beneficios materiales. Mostrad amor y compasión incluso por vuestros enemigos. Pero ésta no es una tarea fácil debido a las inseguridades materiales que Mis hijos sienten. Los síntomas de la obsesión egoísta por las riquezas, la belleza y el así llamado éxito, que muchos creen que son atributos naturales de la condición humana, causan terrible confusión.

 

En nombre de la autoestima, a la gente se le hace un lavado de cerebro para que den prioridad a sus propias necesidades. Esta filosofía ha sido implantada en la psique humana durante mucho tiempo, pero ha sido reforzada por los medios de comunicación modernos. Cuando Mis hijos oyen este mensaje casi a diario por la televisión, los medios, el cine, la música e Internet, lo aceptan como si fuese algo importante.

 

Mis hijos aceptan esta mentira a pesar de que estas creencias conllevan falsas promesas, que son atractivas porque ofrecen una autogratificación que es difícil de rechazar. Esta mentira ha sido implantada por el Seductor, Satanás. Cuando se aprovechan de los demás, la inquietud que sienten a continuación les resulta difícil de entender. Ellos, Mis hijos, habiendo conseguido el objetivo codiciado, no son felices. Luego buscan más y más de lo mismo y su apetito se vuelve insaciable. Pero es inútil. Ellos no pueden satisfacerse plenamente. Están desprovistos de auténtica alegría, de natural satisfacción y no entienden el vacío que sienten por dentro.

 

Cuando vosotros os anteponéis a los demás, eso es egoísmo. Cuando os aprovecháis injustamente de los que son más débiles y más vulnerables que vosotros, eso es pecado. Cuando dañáis la capacidad de una persona para vivir con dignidad y luego la desproveéis del derecho de alimentar a su familia adecuadamente, me ofendéis profundamente. Sufro por esas almas. Si le hacéis daño al prójimo, me lo hacéis a Mí. Si le ofendéis con palabras de despecho, sois culpables de infligir dolor en Mi Corazón.

 

Cuando el hombre castiga a otro con violencia, Yo sufro el dolor de Mi Pasión en la cruz. Lo revivo. Cuando les infligís daño corporal, Yo siento su dolor. Cuando los asesináis, sois culpables de la indignidad fatal de clavarme en la cruz.

 

Hijos, sabed esto. El pecado os llevará al Infierno. Esto os parecerá aterrador a los creyentes que me veis como un juez misericordioso. Mi promesa de misericordia ilimitada, que os daré a todos y cada uno de los que os arrepintáis, todavía está garantizada. Pero ¿cómo puedo salvar a aquéllos que no ven el error en sus confusas vidas?

 

Es importante predicar la verdad de Mis enseñanzas. Por culpa del atractivo de tantas distracciones existentes, muchos de mis hijos encontrarán extremadamente difícil reconocer la palabra de Dios. Muchos no tendrán conocimiento de las enseñanzas de Dios por medio de los profetas o de las Sagradas Escrituras. Muchos simplemente no quieren saber. Otros rehusarán escuchar aunque Mis profetas y videntes de hoy difundan la palabra con señales claras que han de ser vistas por todos. Es por esto por lo que los creyentes deben rezar por los demás. Ahora son necesarias oraciones especiales. Rezando la Divina Misericordia, esa poderosa oración dada a Mi amada hermana Faustina, habrá muchas conversiones.

 

Cuando esto suceda, pido a Mis hijos que os reunáis en grupos de oración para continuar rezando y dar orientación a éstos Mis hijos pródigos, que son vuestros hermanos y hermanas.

 

En Mi nombre y en el de la Bendita Trinidad, os urjo Mis amados hijos a que suméis vuestras fuerzas en unión con Mi Corazón y me ayudéis a salvar sus almas. Los amo tanto a todos que lloro de tristeza y lágrimas amargas de terror por ellos. Yo no quiero perderlos.

 

Ayudadme, Mis seguidores de la luz, a reunir con Mi familia a estas almas perdidas para que ellos experimenten el verdadero Paraíso por el que luchan desesperadamente.

 

Tomad sus manos. Habladles. Escuchadles. Mostrad compasión por ellos, incluso cuando os lo echen en cara con desprecio. Mostrad paciencia. Por encima de todo, hacedles sentir Mi amor por ellos a través vuestro. Ellos encontrarán difícil rechazaros incluso si se mofan de vosotros. Mediante vuestras oraciones podréis salvar sus almas, y así lo haréis.

 

Os saludo, Mis preciosos seguidores. Vosotros traéis lágrimas a Mis ojos con el amor y devoción que mostráis hacia Mí, hacia Mi Bendita Madre, Reina de los Cielos y hacia la Bendita Trinidad.

 

Nosotros y todos los ángeles y santos nos regocijamos en el Cielo por vuestra respuesta a esta llamada. Así que id a hacer vuestro trabajo en nombre de Mi Padre Eterno. Traedme de vuelta a Mi rebaño.

 

Vuestro Devoto Salvador, Jesucristo