24 jul 2011

20.10.2012 20:31

Dios Padre destruirá aquellos quienes conspiren para colapsar las monedas

Domingo 24 de julio del 2011 a las 23:00 hrs.

 

Mi muy querida y amada hija, la devoción y lealtad de Mis seguidores a Mí y a Mi Padre Eterno, ya está haciendo una gran diferencia. Ustedes, Mis hijos, deben saber que su devoción enciende llamas de tal magnitud en Mi corazón, que se siente como que va a estallar de amor por ustedes. El Cielo se regocija ahora de la forma en que ustedes, Mis amados hijos, me honran con tal pasión y devoción. Saben en su alma que soy Yo el que habla, soy Yo el que les trae un sentimiento de tal amor y ternura en su corazón.

 

Tengo un mensaje para todos ustedes, hijos, que siguen Mi Santísima y Divina Palabra, en este sitio web. En un mundo moderno así es como debo comunicarme. Éste y otros canales de comunicación, serán usados, para asegurar que Mi Palabra sea oída y sentida por todos los creyentes, no creyentes y aquéllos que no me conocen todavia.

 

Por favor, sepan que cada esfuerzo que ustedes hacen por puro amor a Mí, está teniendo un impacto. Yo oigo a cada uno de ustedes. Yo sé el gozo que le he traído a su alma. Le doy la bienvenida a la forma en que su trabajo está propagando Mi Palabra. Yo recompensaré a cada uno y a todos ustedes con gracias y favores. Por favor, pídanme que oiga sus oraciones, vengan a Mí, Yo escucharé su llamado.

 

Ahora el trabajo del Nuevo Orden Mundial está empezando a romperse en las costuras, esto se debe a las oraciones, sus oraciones. Dios, el Padre Eterno destruirá a aquellos que continúen infligiendo su horrible complot, para colapsar las monedas en el mundo, así como a esos líderes políticos que están tratando de deponer. Su mano ahora continuará golpeando, para protegerles, hijos.

 

Por favor, les llamo a todos para decir a muchas voces influyentes, incluyendo a los medios de comunicación, acerca de estos mensajes. No tengan miedo, porque las gracias que recibirán, haciendo este trabajo, excederán los abusos iniciales que van a soportar.

 

Vayan para adelante ahora, Mis amados hijos, con amor y alegría en sus corazones, porque Mi Palabra es para darle la bienvenida. Al final sabrán que camino con ustedes, para que así pueda fortalecer los lazos de amor por todos Mis seguidores, a los que elegí para que estén cerca de Mi Sagrado Corazón,  Mi preciosa sangre derramada muy gustosamente por cada uno de ustedes para que se pudieran salvar, les cubre todos los días.

 

Ustedes son Mi amado ejército y juntos nos levantaremos para traer a todos su hermanos y hermanas de vuelta a su legítimo y glorioso hogar otra vez.

 

Yo amo y aprecio a cada uno de ustedes, hijos. Nunca lo olviden. Cuando recen a Mí cada día, digan esta oración:

 

Oh mi precioso Jesús, sostenme en Tus brazos y permite que mi cabeza descanse sobre Tus hombros, para que así, me levantes a Tu Glorioso Reino, cuando sea el momento adecuado. Permite a Tu Preciosa Sangre que fluya sobre mi corazón, para que podamos estar unidos como uno solo.

 

Vuestro Amado Salvador,

Jesucristo