21 mar 2011

26.09.2012 00:39

Orad por aquéllos que os causan dolor

Lunes 21 de marzo de 2011 a las 23:00 hrs.

 

Esta noche, Mi amada hija, sientes una paz como no la habías sentido en mucho tiempo. Tú, hija Mía, has sido torturada por el Engañador y ahora, a través de las gracias que te he otorgado, ya no sentirás más los efectos de esos ataques.

 

Te he enviado un alma limpia, llena de amor para guiarte. Él tomará tu mano y te llevará hacia Mí y a la verdad. Tú, Mi amada hija, ahora entiendes lo que es sufrir en Mi Nombre. Sabes cómo es que se burlen en público, que te ridiculicen por detrás de ti, que te acusen de hacer el mal, de lo que no eres culpable y todo en Mi Nombre. Regocíjate hija Mía, porque esto significa que estás en una cercana unión Conmigo. Las oraciones, como al fin tú comprendes, te mantendrán en estado de gracia y paz.

Hija Mía, no juzgues a los que te causan dolor. Reza por ellos, perdónalos. ¿Pero ya has hecho eso, no es así? Ahora tú entiendes la verdad de Mis enseñanzas. Te haré más fuerte y más fuerte, hija Mía. Nunca temas. Como te he dicho antes, el Engañador nunca te robará tu alma. Te sostengo cerca en Mis brazos y prometo que si te extravías siempre te traeré de vuelta a Mí.

 

Ahora debes ganar fortaleza y valentía para comunicar Mis Divinos mensajes a la humanidad. Son urgentes. Tú sabes qué hacer. Llámame en tu corazón cada minuto del día. Te amo Mi valiente y preciosa hija, estoy orgulloso de ti, en la forma en que calmadamente defendiste la verdad y no negaste estos sagrados mensajes, porque ahora sabes la verdad.

 

Vuestro Amante Salvador, Jesucristo