17 jul 2011

20.10.2012 20:20

Cualquier hombre que reclame ser Yo, es un mentiroso pues nunca me manifestaría en un hombre

Domingo 17 de julio del 2011 a las 15:40 hrs.

 

Mi muy querida y amada hija, uno de los más confusos momentos emergerá en breve, cuando no solo aquéllos que reclaman que vienen en Mi Nombre son falsos, pero habrá aquéllos que reclaman ser Yo. Mis hijos deben entender esto: Vine la primera vez como hombre para salvar a la humanidad del pecado. Esta vez vendré a juzgar. Mientras muchos vendrán cara a cara conmigo durante el GRAN AVISO, Yo no vendré la segunda vez hasta el Juicio Final.

 

Cualquiera que reclama ser Yo, es un mentiroso. Tales almas, y hay muchas de ellas hija Mía, no significan daño. Tan engañados están ellos que el Engañador convence a tales personas de que ellos no sólo tienen poderes divinos, sino que son los Hijos de Dios encarnados. Pero esto no es verdad, porque nunca Me manifestaré en otro ser humano sobre esta Tierra. Esto nunca debe suceder. Ningún hombre es digno de tal honor, porque no ha sido predicho.

 

Muchos ahora vendrán en adelante y reclamarán ser Yo, Jesucristo el Hijo de Dios. A estas pobres almas les digo esto: Caigan de rodillas ahora y pidan a Dios Padre que les proteja del Engañador. Él les quiere confundir para que así ustedes, en turno, no sólo confundan a Mis hijos que esperan Mi regreso a la Tierra, sino que  exacerbarán el ridículo ensalzado por los ateos. No solo me traerán vergüenza a Mi Nombre, sino que estarán, involuntariamente, volviendo a la gente en contra de su creencia en Dios Padre Todopoderoso.

 

También deseo advertir a aquellos que reclaman realizar milagros. Cualquiera que haga tales reclamos de sostener esos poderes, no será de Dios, porque hay sólo un Dios y solo Él o Yo su Amado Hijo Jesucristo, puede dar lugar a tales cosas. Satanás, por otro lado, también posee poderes. Él puede crear ilusiones. En el caso de curaciones milagrosas, Satanás puede llevar a cabo, a través de aquellos así llamados sanadores de la fe, cuyos poderes son buscados de lo oculto, las soluciones temporales donde los milagros pueden parecer que han sido logrados, pero no durarán mucho. Satanás también da lugar a los así llamados milagros, incluyendo visiones, vistas por muchos en los cielos. Otra vez: Son ilusiones y no son de Dios. 

 

Hijos ustedes, mientras están tratando de mostrar su lealtad a Mí, están siendo tentados por fuerzas del mal, cada día. Sólo se deben enfocar en Mí y en Mi Padre Eterno y recuerden, no camino sobre esta Tierra como un ser humano. Puedo estar presente sobre la Tierra en espíritu, pero nunca me manifestaré en cualquier hombre. 

 

Recen por orientación todos los días y por discernimiento, para ser capaces de distinguir las mentiras de la verdad.

 

Vuestro Amante Salvador,

Jesucristo