16 ene 2011

23.09.2012 21:52

Llevar Mi Cruz -- Cómo vivir vuestras vidas

Domingo 16 de enero de 2011 a las 15:00 hrs.

 

Sí, Mi amada hija, soy Yo. Has pasado una larga curva de aprendizaje y aún seguirás siendo alimentada con el conocimiento de la verdad a través del don del Espíritu Santo que llena tu alma.

 

Hija Mía, por favor asegúrate de que estos mensajes, que son una mezcla de advertencias, profecías y un resumen de Mis enseñanzas, sean propagados en cada rincón del mundo. Es vital que Mis hijos entiendan las formas en que pueden preparar sus almas para redimirse ante los ojos de Mi Padre.

 

Una renovación espiritual se está llevando a cabo ahora en el mundo

Ahora está apareciendo en el mundo una emergente devoción y alabanza hacia Mí, Mi Padre Eterno, el Espíritu Santo y Mi amada Madre. Aunque no sea visible claramente aún, esta poderosa renovación espiritual ayudará a proteger a Mis hijos en todas partes, incluso a aquéllos que me dan la espalda a Mí. La gente empezará ahora a revisitar el Evangelio, mientras experimenta una sensación de hambre de verdad. A medida que la purificación crece cada vez más y se extiende continuamente por el mundo, también las almas vacías de amor por Mí abren sus corazones de nuevo.

 

A medida que el amor se extienda gracias a la luz de Mis seguidores, así se debilitarán los efectos del Maligno y el comportamiento de los que han sido infectados. El Maligno se tomará venganza.

 

Los días de Satán están contados

A medida que sus días en esta Tierra van disminuyendo, él intentará infligir todo el daño que pueda. Sus seguidores apresurarán sus actividades y se levantarán de inmediato a propagar maldades por todas partes. Sus acciones, que serán terribles de testimoniar cuando se lleven a cabo ante vuestros ojos atónitos, durarán poco.

 

La Fe, hijos Míos, fortalecida por la oración habitual diaria, acabará con estas atrocidades. Id, hijos Míos, y redescubrid Mis enseñanzas. Traedme de vuelta a vuestras vidas. Llevadme a vuestro corazón una vez más para que Yo pueda sosteneros en Mis brazos. Dejadme guiaros hacia la perfección espiritual para que así estéis preparados para la Vida Eterna cuando el Cielo y la Tierra emerjan como uno.

 

Imitadme, hijos Míos, en vuestras vidas diarias. Tomad Mi cruz, incluso cuando la carga de hacerlo pueda parecer mucha. Nunca temáis aceptar Mi Cruz porque sólo os permitiré soportar lo que seáis capaces de soportar.

 

El significado del sufrimiento en esta vida

Cuando sufrís en esta vida, estáis llevando Mi Cruz. Tenéis dos opciones. Si rechazáis Mi Cruz, protestáis y os amargáis por ello, entonces el sufrimiento aumentará sin cesar. En cambio, si aceptáis la cruz y ofrecéis vuestros sufrimientos por la salvación de las almas, esto será un regalo maravilloso para Mí. Si aceptáis con alegría estos sufrimientos, vuestras pruebas y tribulaciones, vuestra carga será más ligera. Os ayudaré a llevarla. El dolor se aliviará y la paz, el amor, la alegría y la pura felicidad reinarán en vosotros.

 

Llevad vidas sencillas

Vivid vidas sencillas, hijos, y haced todo con moderación. Cuando comáis, bebáis, durmáis, descanséis y os relajéis aseguraos de hacerlo con moderación. Una vez vuestras necesidades físicas se satisfagan no debéis seguir buscando más porque eso os mina el espíritu. La penitencia, hijos Míos, es vital para que os acerquéis a Mí. Con esto me refiero al sacrificio personal. El ayuno es sólo un ejemplo de penitencia. Yo prediqué la importancia de la penitencia durante Mi tiempo en la tierra. También lo hizo Mi precioso profeta San Juan Bautista.

 

Yo, al ayunar durante 40 días, lo hice para daros ejemplo. Solamente mediante el ayuno, hijos, ayudaréis a expulsar al Maligno.

 

Mis queridos hijos, tenéis mucho por delante. Todavía no entendéis qué es lo que se pide de vosotros en estos años que vienen. Es importante, mientras tanto, acercarse a Mí para así estar preparados para las pruebas a las que se enfrentarán los cristianos en todo el mundo.

 

Id en paz.

Vuestro Amado Salvador, Jesucristo