14 sep 2011

21.10.2012 19:47

Pedid el regalo del sufrimiento

Miércoles, 14 de Septiembre del 2011

 

Mi muy querida hija, tu sufrimiento ha sido mitigado y quiero darte las gracias por el regalo de tu padecimiento. Volverá, pero estarás en condiciones de aceptarlo con mucha más alegría en tu corazón. Necesito tu sufrimiento, porque salvará a las almas de los pecadores, que de lo contrario acabarían en el infierno. Un día verás en sus almas y te embargará el amor y la alegría, cuando los veas sentados Conmigo junto al Trono de Mi Padre.

 

Los pecadores serán acogidos siempre amorosamente, con los brazos abiertos si se arrepienten. Siempre estarán en primer lugar, muy para sorpresa de Mis seguidores. Estas almas han sido traídas a Mí, gracias a las oraciones y el sufrimiento de Mis almas elegidas. Mis seguidores y Mis elegidos lo entenderán, porque se alegrarán por la salvación de estas almas, en virtud de su unión Conmigo. 

 

Todavía hay muchas más almas que salvar, hija Mía. Reza, por favor, para que otras almas elegidas aprendan cómo el sufrimiento puede aumentar el número de aquellos que entrarán en el Reino de Mi Padre. Yo les pido a estas almas, que soliciten las gracias necesarias para que se les otorgue el regalo del sufrimiento. No olvidéis que cuando concedo el sufrimiento es una gracia especial y que atraerá a muchas más almas a lo más íntimo de Mi Corazón.

 

Vuestro Amado Jesús,

Salvador de la Humanidad