12 dic 2012 Los traidores de Mi santa Palabra, enviada a través de los profetas de Dios, lo prometo solemnemente, acabarán en la Ira de Mi Padre

16.12.2012 22:08

Los traidores de Mi Santa Palabra, enviada a través de los profetas de Dios, lo prometo solemnemente, acabarán en Ira de Mi Padre

Miércoles 12 de Diciembre, 2012  a las 23:54 hrs.

 

Mi muy querida y amada hija, cómo me entristece ver tanta división, que Mi Santa Palabra dada a través de estos Mensajes, ha causado.

Cuando Mi Palabra, dada a los visionarios y a los verdaderos profetas, se da a  conocer al mundo, ésta atrae críticas inmediatamente. ¿Por qué pasa esto? Es porque soy Yo, vuestro Jesús, cuya Santa Palabra será siempre cuestionada y criticada, antes de que sea delatada como herejía por los pecadores.

El razonamiento humano, aunque es importante en la función para el discernimiento, juega una pequeñísima parte en el reconocimiento de Mi Palabra.

El Amor, que Mi Palabra provoca en un alma, que está vacía de malicia y que es pura y humilde, no podrá ni puede ser negado. Es a través de estas almas que Yo concedo el don de ser capaces para reconocerme. Estas almas, juntamente con el profeta que Yo elijo para impartir Mi Palabra, tendrán que aceptar Mi Copa de sufrimiento.

Os pido desprenderos de las atracciones del mundo y os consagréis completamente a Mí, porque éste es un camino demasiado áspero y solitario, si vosotros me seguís.

Cuando seáis desafiados en Mi Nombre, o cuando las voces de Mis verdaderos profetas sean ridiculizadas y declaradas no ser de Dios, Yo os digo esto:

No dignifiquéis* tales ataques con ninguna clase de respuesta. Permaneced en silencio en vuestro sufrimiento.

La Voz de Dios Reinará sobre el mundo ahora y no dejará que nadie os aleje de la Verdad, lo que es muy importante, para que Yo pueda traeros pobres e indefensos  pecadores, hacia Mis Sagrados Brazos, para consolaros.

Os traigo Paz. Los argumentos, las críticas y demostraciones públicas con autoridad, hechas por los que proclaman Mi Palabra por un lado y por el otro condenan a los demás  en Mi Nombre, no deben ser aceptados.  Esta clase de comportamiento no viene de Dios, viene del espíritu del demonio.

Recordad que no es a Mis profetas a quienes perjudicáis, es a Mí a quien ofendéis.

Vosotros sois culpables de desperdiciar tiempo y agraviar (injuriar) la Obra del Espíritu Santo. No se os permitirá sacrificar las almas, de aquéllos que os atreváis a extraviar (desviar) en Mi Nombre.

Vosotros, que pecáis contra Mí impidiendo que la Palabra de Dios sea escuchada en estos tiempos, seréis desterrados. Mi paciencia está agotada, Mis preocupaciones son intensas, Mi dolor insoportable. Estáis tratando de desviar a Mis seguidores, cuya tarea de dirigir a Mi ejército remanente es primordial. Por esto seréis castigados.

Os ruego me pidáis llegar a vosotros para poder daros consuelo, no os engañéis, vosotros sois almas atribuladas y vuestros pecados son conocidos por Mí.

Vuestra arrogancia está ofendiendo e insultando a Mi Padre. Vuestra voluntad (disposición) para sacrificar vuestras propias almas, debido a vuestra ambición de ser vistos como Mis portavoces inteligentes y con autoridad, es despreciable (muy desagradable) ante Mis Ojos.

Los traidores a Mi Santa Palabra, enviada a través de los profetas de Dios, lo prometo solemnemente, acabarán en la Ira de Mi Padre. Vuestro castigo será instantáneo. Vuestro tiempo es limitado. Tenéis poco, muy poco tiempo para elegir a cuál patrón (amo) servís realmente.

Vuestro Jesús

 

* No dignificar = no hacer dignos