11 may 2011 Mensaje de la Virgen María con respecto a la protección de los santos

18.02.2013 00:12

Mensaje de la Virgen María con respecto a la protección de los santos

Miércoles 11 de mayo de 2011 a las 22:30 hrs.

 

Mi niña, tú estás ahora, cada vez más cerca del Corazón de Mi Precioso Hijo. Tu jornada ha sido difícil, sin embargo, se llevó a cabo en un muy corto período de tiempo. Fue por el mandato de Dios Padre, que fui enviada a comunicarte tu vocación para este trabajo. Tu respuesta fue inmediata. Nunca dudaste. Porque ese es el poder del amor que tú tienes por Mi tu Bendita Madre. Te he guiado y persuadido* hacia este llamado tan especial. Por favor, mantente vuelta hacia Mí, tu Amada Madre, cada día para orientación diaria. Todos los santos continúan caminando contigo pero ésto tú no lo sabes. Debes llamar a San Benito, San José, San Juan Evangelista, San Agustín y San Miguel Arcángel, para que te den el apoyo que necesitarás. Eres mucho más fuerte ahora, mi niña, que te preguntas ¿por qué?; es por tu obediencia a Mi Amado Hijo, que ahora estás recibiendo las gracias necesarias para esta especial y divina misión, para la cual has sido elegida.

Rezar Mi Santísimo Rosario cada día, es importante porque te protegerá del Maligno. San Benito ha sido asignado a ti todo el tiempo, para que te proteja de los ataques del Engañador. Es por esto qué los peores han sido mantenidos lejos de ti. Reza a él diariamente, Mi niña, por esta protección continua.

Acepta el sufrimiento que te ha sido solicitado por Mi precioso Hijo, Jesucristo, porque esto salvará incontables almas. Tu regalo especial para Él de tu libre albedrío, evitará que millones de almas entren al fuego del infierno. Mantente recordando lo que tu sufrimiento está alcanzando y la alegría que esto traerá al Sagrado Corazón de Mi Hijo.

Tú estás ahora disfrutando el don especial de estar en unión con Mi Hijo. Cuanto  más te entregues completamente, muestra humildad y haz sacrificios adicionales,  más le ayudará en esta tarea que es tan importante para Él.

Se agradecida, Mi niña, por que se te ha pedido hacer este sagrado trabajo, porque sin él, millones de almas no podrían ser salvadas.

Ven más cerca ahora de Mi corazón y déjame mantenerte más cerca de Mi hijo. Te protegeré y guiaré todo el tiempo.

 

Tu Amada Madre,

Reina de la paz

 

  * Persuadir = Inducir, mover, a alguien con razones a creer o hacer algo.