07 oct 2011

21.10.2012 20:20

El Purgatorio es un lugar en el cual no estarían contentos de entrar

Viernes 7 de octubre del 2011, a las 21:45 hrs.

 

Mi muy querida y amada hija, la razón de que envío tantos mensajes a Mis hijos, es para ayudarles a preparar sus almas, de una forma que no era posible hasta ahora.

Muchos de Mis hijos no han leído la Sagrada Biblia, ni están al tanto de todas Mis enseñanzas.

Mucho tiempo es gastado por Mis siervos sagrados, enfocándose en Mis enseñanzas, en donde les pido que amen a su prójimo, lo cual es bueno. Pero no se habla de las consecuencias que enfrenta la humanidad en caso de que ellos rechacen al Padre. ¿Por qué Mis siervos sagrados niegan la existencia del infierno y pintan un cuadro optimista del Purgatorio?

A Mis hijos les han sido enseñadas muchas cosas buenas, a través de las iglesias que proclaman la Gloria de Dios Padre Todopoderoso. Tristemente, sin embargo, a la existencia del Purgatorio y del infierno se le ha restado importancia, a tal punto que Mis hijos se han vuelto complacientes acerca de su existencia.

Mis hijos han sido engañados también, acerca de la existencia del Maligno. Muchos de Mis siervos sagrados niegan su existencia. Oh, que necios que son en creer que el hombre puede fortalecer su Fe, sin conocer o entender la verdad de los poderes del Maligno.

La falta de dirección de parte de Mis siervos sagrados, ha significado que el mal en el mundo, ha florecido de una manera que pudo haber sido prevenida a través de la oración. Se le ha permitido a Satanás vagar libremente sobre esta Tierra, por algún tiempo, por la ceguera de Mis siervos sagrados. Si a Mis hijos se les hubiera prevenido apropiadamente, de los estragos causados por Satanás, entonces la oración para mitigar su influencia hubiera sido más fuerte.

La existencia del Purgatorio 
La existencia del Purgatorio es mal entendida. Muchos creen que es simplemente un  tiempo de espera de purificación, antes de que las almas entren al Cielo, para aquellas almas que no han estado, en estado de gracia al momento de la muerte. Hay diferentes niveles de Purgatorio, hijos, y todas las almas sienten un dolor ardiente de oscuridad, que se intensifica entre más profundo es el nivel. Esto significa que las almas que estuvieron a punto de ser echadas al infierno, sufren la pena de arder más. Aunque todas las almas en el Purgatorio eventualmente entrarán al Reino de Mi Padre, no es un lugar en donde Mis hijos se sentirían contentos de entrar. Esto es el por qué ustedes deben combatir el pecado y buscar el perdón lo más regularmente posible, para permanecer en estado de gracia. Esto es por lo que ustedes deben obedecer los Diez Mandamientos todo el tiempo. Esto es por lo que también tienen que rezar por aquellas almas que están ahí, porque sin sus oraciones, ellos no pueden entrar al Reino del Cielo hasta el Día del Juicio Final.

Es tiempo ahora de enfrentar la verdad, hijos.

Recen por las gracias que ustedes necesitan para liberarse del pecado, para que así puedan entrar al Cielo. Estén preparados cada día, pues no saben de los planes que ya están en marcha, y que les están esperando. Les doy este mensaje para que la verdad esté clara. Estos importantes mensajes no han sido presentados a ustedes, claramente, por décadas. Es importante que estén bien preparados.

Rezando Mi coronilla de la Divina Misericordia todos los días a las 15:00 horas, Yo intervendré en el momento de la muerte, a su favor, no importa cuán pecadores hayan sido y les mostraré Mi Misericordia. Les digo esto porque les amo, no para asustarles, sino para asegurar que propaguen la verdad a sus familias.

Mi Palabra hoy, es simplemente un recordatorio de la verdad, la cual les ha sido negada, tras la máscara de la tolerancia. Esto es parecido a que los padres de un niño lo echan a perder, porque le aman demasiado. Si el padre le sobrealimenta, entonces la salud del niño sufrirá. Sin embargo, el padre sigue dando al niño el alimento al cual se ha acostumbrado, por puro amor equivocado. Esto puede llevar al deterioro de la salud del niño. Este niño, a su vez, se hace ignorante de cuál alimento sano debe comer, porque él no conoce acerca de ellos. Nunca le han dicho.

Vayan ahora y díganle a sus hermanos y hermanas, la verdad acerca del infierno y el Purgatorio, antes de que sea muy tarde, porque si ustedes no hacen, nadie lo va a hacer. 

 

Vuestro Maestro y Divino Salvador,

Jesucristo