06 feb 2011

26.09.2012 00:02

La Conversión global está por suceder

Domingo 6 de febrero de 2011 de la 13:40 hrs.

 

Querida y amada hija, éste es uno de los mensajes finales para ser insertado en Mi primera pieza de Sagradas Escrituras, contenidas en el volumen “El GRAN AVISO”.

Mis amados hijos pronto estarán conscientes de Mi existencia por el castigo. Ahora muy pronto, a los creyentes en Dios Todopoderoso y a los ateos, también les será dado el don final, antes del día glorioso cuando Yo regrese a juzgar.

 

Este gran evento abrirá vuestros corazones y miraréis con asombro el maravilloso amor que os muestro en este acto de Misericordia. Muchos de vosotros no os dáis cuenta de que Mi Padre Eterno o Yo existimos. Muchos de vosotros, inocentes almas, deberíais entender que Mi misericordia se extiende a vosotros, durante el GRAN AVISO.

 

No importa qué nombre queráis darme, será entonces cuando una nueva comprensión abrazará vuestras almas. Sed agradecidos cuando esto pase, porque el Castigo será vuestra salvación.

 

Una vez que este evento termine, todos aquellos creyentes conjuntamente con aquéllos que entrarán en sintonía, porque finalmente ellos entenderán la verdad, formarán Mi nuevo ejército en la Tierra. Cada uno de vosotros que habrá visto el perdón cuando vuestros pecados sean revelados a vosotros, buscaréis propagar la verdad a aquéllos en tinieblas.

 

Este don, hijos Míos, traerá dolor cuando se burlen de vosotros en Mi Nombre. Sed agradecidos cuando esto suceda, porque entonces sabréis, por más dolorosas que sean estas experiencias, que sois verdaderos discípulos Míos. Os uniréis a Mí en el Paraíso cuando llegue el momento. Nunca le tengáis miedo a vuestra Fe, Mis amados, porque si vislumbrarais, por tan sólo un instante, el puro esplendor que Mi Padre ha creado en el Paraíso, vuestros ojos humanos no resistirían la luz y la gloria. Una vez visto vuestro apego a esta Tierra bella como es, porque esto también fue creado por Dios, suplicaréis por el momento en el que podáis uniros a Mí en el Paraíso.

 

Mensaje de amor para los ateos

Recordad una lección final Mía. Ateos de todas partes, escuchen estos mensajes ahora, incluso si les parece difícil de hacer. Cada uno de Mis hijos en esta Tierra, siente amor en cualquier nivel de sus vidas. Cuando sienten amor en sus corazones, no lo pueden ver, tocar y puede parecerles difícil de describir. No hay un método científico disponible que lo pueda evaluar. El amor los hace humildes. El amor les hace generosos de corazón. El amor puede ayudarles a hacer grandes sacrificios. El amor es confuso pero apasionante. El amor no es hecho por el hombre, es un don de Dios. El amor proviene de una sola fuente. El amor es Dios, Dios es amor, así de sencillo. Abrid vuestros corazones al amor puro que Mi Padre Eterno y Yo tenemos por todos y cada uno de vosotros. Miradme a Mí como un niño miraría a sus padres. Llamadme  y Yo llenaré vuestros corazones. Cuando eso pase, vosotros nunca daréis marcha atrás.

 

Vuestro Amante Salvador, Jesucristo