04 abr 2011

26.09.2012 00:45

La mano de Mi padre Eterno caerá ahora sobre este mundo ingrato y ciego

Lunes 4 de abril de 2011 a las 19:00 horas.

 

Mi muy querida y amada hija, el tiempo no está de nuestro lado. Vamos, haz que estos mensajes lleguen tan lejos como se pueda. El tiempo para el GRAN AVISO está muy cerca. Dile a Mis seguidores, que por su Fe en Mí, ayuden a convertir a los no creyentes para que se preparen para el GRAN AVISO.

 

Hija Mía, mientras estés cuestionando estos mensajes, estás perdiendo un tiempo precioso. No se dispone de tiempo para Mis amadas almas que ansían redención. Hija Mía, el pecado está desenfrenado, esparciéndose como un virus en cada esquina del mundo. Satán está causando estragos en la humanidad. Él está en todas partes. Está atormentando a las almas buenas, como también a aquéllas que están perdidas para Mí. Tiene que ser detenido. La oración y la difusión de Mi palabra ayudarán. Dile a Mis seguidores cómo Satán está infestando a la humanidad. No sólo está presente a través de los disturbios mundiales, él está contaminando a aquéllos que creen actuar en el sentido de la justicia. Está incluso presente en la sociedad joven y despreocupada, en su música y culto a las celebridades.

 

Salvad almas ahora  rezando la Divina Misericordia. Difundid esta oración como un asunto urgente. La sensación de pánico, horror, disturbios y odio amargo que está ahora siendo experimentada en el mundo, es sentida profundamente por Mí, el Divino Salvador del hombre, que llora lágrimas interminables por estas almas perdidas.

 

Con toda seguridad, la humanidad no logra ver este odio por sí misma en cada esquina ¿No saben que ese es Satán, el Engañador, trabajando? Así como el odio malvado y las atrocidades repugnantes están esparcidos como incendios forestales, de la misma manera caerá también ahora la mano de Mi Padre Eterno sobre este mundo ciego e ingrato. Si las atrocidades humanas continúan, en las que el hombre inflija terror y asesina a los demás, así también aumentarán los desastres ecológicos como castigo por el pecado del hombre contra el hombre. El castigo caerá ahora sobre el mundo.

 

La batalla para salvar almas ha empezado 

La batalla para salvar almas ha empezado. Reczad mucho por vosotros y por vuestras familias, porque muchas almas inocentes se verán atrapadas en esta calamidad. No temáis, porque aquéllos leales a Mí y a Mi Padre Eterno, serán salvados. Si Mi Padre Eterno no interviene ahora, entonces el hombre infligirá el genocidio a tal escala, que la población mundial será exterminada en enormes proporciones.

 

La Divina Misericordia 

Sosteneos de vuestra Fe todos vosotros, porque sin vuestra Fe, vuestro sufrimiento será difícil de soportar. Alabad a Mi Padre por concederme el don de La Divina Misericordia. Mi Misericordia no conoce fronteras y ahora os probaré esto a todos vosotros. Este océano de amor puro y sin diluir será derramado sobre todos Mis hijos, para ayudar a salvarles del odio y la maldad que están siendo propagados por el Maligno. Lavad vuestras almas en Mi amor, a través de la oración, porque se acerca el momento.

 

Recordad que os amo a todos. Mi don de Misericordia es para todos, incluso para aquellos pecadores en pecado mortal. Se les dará una oportunidad de arrepentirse, para vencer a Satán y unirse a Mi siempre misericordioso Reino que está por llegar.

 

Mirad hacia el Cielo. Dejadme sosteneros a todos y abrazaros.

 

Vuestro Amante Salvador, Siempre Misericordioso Juez, Jesucristo