03 oct 2011

21.10.2012 20:14

No os abandonaré nunca, hijos. Esa es la razón por la que Yo vengo

Lunes, 3 de Octubre del 2011, a las 24:30 hrs.

 

Mi muy querida hija. Hoy voy a hablar contigo sobre la necesidad de entender qué es el GRAN AVISO, para disipar cualquier confusión en torno e él. Muchas personas están asustadas y creen que será el día del Juicio. Pero no es así. Este será el día de la Gloriosa Divina Misericordia que envolverá a todo el mundo. Los rayos de Mi Gracia se derramarán sobre cada una de las almas, sobre cada hombre, cada mujer y cada niño. Nadie será excluido. Nadie.

Este es Mi regreso para salvaros nuevamente. ¿No sabíais que Yo siempre iba a ser Misericordioso? ¿Que no esperaría jamás hasta el Juicio Final, sin volver a intentar, una vez más, salvaros a todos vosotros?

 

Esta es la purificación de la que he hablado. A medida que se acerca este gran acontecimiento, el mundo ha sufrido una purificación en este último par de años. Yo he permitido que la humanidad sufriera pérdidas y ganara en humildad, a través del colapso mundial de los mercados financieros, aunque Yo no lo he causado. Este ha sido organizado por la codicia diabólica de grupos globales, situados en puestos de poder, y en los pasillos de los gobiernos de todo el mundo. Pero a través de este sufrimiento, millones de personas estarán ahora dispuestas a escuchar Mi Palabra y a acoger Mi Misericordia. De otro modo no habrían estado dispuestas. No hay nada qué temer si me amáis y vivís según los Mandamientos, que fueron dados al mundo a través de Moisés, según las indicaciones de Mi Padre Eterno.

 

Esperad Mi llegada anticipándola con amor y alegría, y dad gracias de que vosotros vivís ahora en el mundo para recibir Mi gran regalo de la salvación. No os voy a abandonar jamás, hijos. Este es el motivo por el que vengo. Porque os amo tanto, hago esto. Porque he querido prepararos y traeros a la cercanía de Mi Corazón, he dado al mundo Mis mensajes a través de Mi amada hija.

 

Estos mensajes continuarán más allá del GRAN AVISO, para orientaros lo más posible en Mis enseñanzas. Mi Palabra, que está contenida en estos libros, y a los que Yo me refiero como El Libro de la Verdad, forjará un nuevo ejército cristiano que defenderá Mi Nombre hasta que comience la nueva era de la paz.

Estad ahora llenos de alegría, hijos Míos. Dejad que Yo os consuele, pues esta será la primera vez que vendréis a Mi Presencia cara a cara. Será un momento de gran amor para Mis seguidores, de profunda paz y enorme gozo. Levantaos ahora y sed fuertes, pues vosotros sois privilegiados y por eso tenéis que alabar a Dios Padre Todopoderoso, que ha permitido que esto suceda.

 

Vuestro amado Redentor,

Jesucristo