01 jul 2011

20.10.2012 17:15

La oración puede evitar la desarmonía en el mundo

Viernes 1° de julio del 2011 a las 23:00 hrs.

 

Mi muy querida y amada hija, la oración y la devoción a Mí, es como el agua dada a un hombre sediento. Cuando te falta agua para tu sed, continuará hasta que eventualmente, sin agua, morirás. Aquellos que me conocen, me aman y me muestran dedicación, deben entender una cosa, si no continúan recibiendo Mi Cuerpo y rezando a Mí regularmente, muy pronto perderán su deseo por Mí. Sin este deseo se distanciarán de Mí, hasta que sus cabezas sean vueltas por la tentación del pecado plantada en sus mentes por Satanás. Sin Mí verdaderamente presente en sus vidas, ustedes son nada, hijos Míos.

 

Estén en guardia todo el tiempo. La oración les protege del pecado. Su devoción a Mí, puede atraer al Engañador que les provocará a ustedes más a menudo. No obstante, sin dedicación regular a Mí, caminarán sin rumbo en este mundo.

 

Los creyentes deben entender que la oración puede evitar mucha desarmonía en el mundo. Ahora mismo las oraciones dichas por esta visionaria y otros videntes, han borrado el peligro inminente enfrentado por el Papa Benedicto, pero no por mucho tiempo. Las oraciones a Mi Bendita Madre pueden mover montañas, diluir el impacto de malvadas atrocidades, incluyendo aquellas predichas y convertir pecadores.

 

Recuerda esta lección, hija Mía, la oración actúa como tu armadura en contra del Engañador. Tú, más que nadie, debes aprender de la necesidad de la oración regular en tu misión. Necesitas pasar más tiempo en reflexión silenciosa conmigo, porque cuando no lo haces, tu discernimiento de mis mensajes se debilita y los errores pueden ocurrir.

 

Ten cuidado, hija Mía, cuando te refieras a fechas, de las profecías dadas a ti. Si digo meses, eso puede ser, en cualquier momento dentro de un año. Nunca confundas la interpretación humana, con aquellas de los plazos dados a ti, por Mí. No te he dado a ti, ningunas fechas específicas para los eventos, solo directrices.

 

Estas profecías se llevarán a cabo, pero solo por la mano de Mi Padre Eterno. Confía más en Mí. Tus oraciones y aquéllas de Mis seguidores, pueden ayudar a retrasar o en algunos casos, a evitar desastres. Siempre recuerda esto.

 

Reza, reza, reza, porque cuando hacen esto de corazón, sus oraciones son escuchadas. Reza especialmente por aquellos líderes mundiales, cuyas vidas terminarán pronto, a través de odiosos actos de maldad. Ellos y aquellos con corazón endurecido, culpables del crimen de inhumanidad, necesitan sus oraciones más que todos.

 

Siempre reza por los pecadores, porque Yo amo a todos Mi hijos y necesito sus oraciones, para salvarles de las llamas del infierno.

 

Vuestro siempre Misericordioso,

Jesucristo